27 Abr

¿Y por qué se fue Ripley? (Colombia)

Escribíamos la semana pasada sobre la entrada de Falabella en México, de la mano de Soriana y a través de su marca Sodimac de equipamiento del hogar.

Pues esta semana nos toca escribir sobre la salida de Ripley (la tienda detallista de origen chileno) de Colombia, que anunció el pasado febrero, sólo tres años después de iniciar su andadura en el país. Hace meses que vienen sonando sus dificultades para implantar su modelo de negocio en el país y las pérdidas que sufre la operación. USD 27 millones (pérdidas 2014) no nos parece una cantidad enorme como coste para asentar la entrada en un país, pero las proyecciones de la propia empresa retrasan la entrada en rentabilidad a 2018 y ante ello la compañía ha preferido el “retrenchment” a Chile y Perú, que son sus mercados principales.

Ripley se marcha de Colombia; ¿por qué?

Las explicaciones en Colombia son diversas. Fenalco señala que el entorno regulatorio y arancelario del país no ha sido favorable, indicando que es la segunda compañía chilena que se va del país -después de La Polar-. Camilo Herrera de la consultora Raddar lo achaca más (El Espectador, 24-2-2016) a que Ripley no ha sabido leer bien al consumidor colombiano en la adaptación de su modelo de negocio (“de manera jocosa, he dicho que en Colombia la clase baja quiere ser mexicana, la media, gringa, y el de clase alta quiere ser europeo pero ninguno quiere ser chileno”). Otros dicen que la devaluación del peso y “psicología de ralentí” en que ha entrado la economía colombiana ha tenido su impacto. Seguro. Y finalmente hay quien añade que posiblemente a Ripley le ha faltado un socio local que le ayudara en su adaptación al país (al modo que Falabella ha hecho con Corona para Sodimac en Colombia).

Las tiendas que cierra Ripley son seis; dos en Bogotá y una Bucaramanga, Neiva, Villvicencio y Medellín respectivamente. El coste del cierre, según publica Ripley en su memoria anual, será de CLP 80.641 millones (USD 120,8 millones), entre coste asociados al propio cierre y diferencias de cambio.

Desde España observamos estos movimientos con interés, porque el negocio de las tiendas por departamentos, que es el de la española El Corte Inglés y de la chilena Ripley —la primera mucho más grande que la segunda— está bajo creciente escrutinio. Y se percibe la internacionalización, no exenta de riesgo como se ve, como solución principal para crecer, cuando tal vez el problema está más cerca del núcleo, en el propio modelo. El crecimiento de Inditex o H&M y el empuje del “fast fashion” dan a pensar.

 


0 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

    Write a Reply or Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    BIM e inversión: ér… abril 27, 2016 bim grupo ripley Grupo Ripley, ¿objet… abril 27, 2016