25 Oct

WeWork y (el desplome de…) IWG (Regus)

Érase una vez una convivencia pacífica entre las oficinas convencionales y los centros de negocios… Las empresas grandes o medianas, a partir de un número de trabajadores, alquilaban espacio en edificios dedicados. Las empresas pequeñas -la mayoría- se buscaban, se buscan, la vida ocupando pisos en edificios de viviendas. Los trabajadores independientes, un colectivo poco explorado, sub-arrendaban un despachito o, en su mayoría, trabajaban desde casa.

 

Los centros de negocios, por su parte, atendían a un poco de cada uno, con una oferta de espacio privado y servicios de apoyo comunes: o empresas grandes o medianas que llegaban a una ciudad y necesitaban espacio inmediato para su avanzadilla, o empresas foráneas que sólo precisaban una pequeña delegación pero querían estar en la zona prime, o personas a las que la casa se les quedaba pequeña.

 

Y así por años. Hasta que en 2005 un tal Brad Neuberg inició en San Francisco un primer proyecto de espacio para trabajar en forma de “comunidad abierta”. Pero ni los operadores de oficinas convencionales ni los de centros de negocios se inquietaron apenas. Lo del “coworking” no pasaba de ser una fórmula exótica para acomodar a unos cuantos chicos y chicas dedicados al diseño gráfico y cosas así, que se movían por ahí en bicicleta…

 

Hasta que a principios de esta década empezaron a llegar las ondas de WeWork, que Adam Neumann y Miguel McKelvey habían fundado en 2010 en Nueva York. En pocos años WeWork se ha convertido en el líder global en eso del coworking. El pasado agosto, cuando cerraron la inversión de USD 4.400 millones por el japonés SoftBank Vision Fund, la valoración de la compañía ya alcanzaba los USD 20 mil millones. ¿Tiene sentido? WeWork no cotiza en bolsa, así que difícil conocer sus números, aunque leemos que en el Reino Unido están obligados a presentar sus cuentas al registro con una demora máxima de un año. En 2016 tuvieron pérdidas por GBP 14,3 millones (USD 18,9 millones hoy). En 2016, se dice, USD 350 millones.

 

A final de 2017 es probable que sepamos más, pero de momento a los resultados en positivo, sólo se les espera. Pero en mayo de este año, en la conferencia TechCrunch’s Disrupt, Neumann decía que en 2017 prevén alcanzar los USD 1.000 millones de ingresos, así que tendrán que aparecer. Para final de 2018 la previsión (hasta donde WeWork es previsible), es que tengan a nivel global 376 ubicaciones de WeWork y… 68 de “WeLive” (oferta de espacio que combinan con la de espacio para trabajar). Aparte de que en este mes de octubre ha firmado una alianza con Airbnb para ofrecer eso mismo a los clientes de esta otra red de alquiler residencial o vacacional.

 

¿Revolución? ¿Tiene la competencia que inquietarse?

 

Una sí está inquieta. La semana pasada las acciones de IWG (Regus), que cotiza en la Bolsa de Londres (aunque tiene su domicilio social en Suiza), cayeron un… 32,2% en un solo día. Los accionistas de IWG perdieron ese día EUR 1.030 millones. Bastó un “profit warning” para desatar el pánico: “operating profit for 2017 will be materially below market expectations and they will range between £160 million and £170 million”. El beneficio operativo en 2016 fue de GBP 185 millones. Pero es que la inquietud va más allá de las cifras (en los primeros nueve meses de 2016 el ingreso de Regus ha caído sólo un 1,9%). La inquietud se basa en que el modelo en cuanto al uso de oficinas está cambiando y los centros de negocios, como tales, se pueden estar quedando obsoletos frente a esta nueva competencia.

 

Nos da la impresión de que donde más puede doler es en el negocio corporativo. WeWork lleva año y medio con su “enterprise product” y está creciendo a ritmos anuales superiores al 100% (con clientes como Microsoft, IBM, Bank of America o HSBC). Este coworking, ya con menos del 50% de clientes individuales, no es lo que muchos imaginábamos hace cuatro o cinco años.

 

wework y desplome de regus

 

 

La competencia tendrá que adaptarse. Sí o sí.


 


0 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

    Write a Reply or Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Reflexiones inmobilia… octubre 25, 2017 reflexiones inmobiliarias breves índice de las 42 empresas más sostenibles home México, Colombia, Pe… noviembre 1, 2017