13 Ene

Vivienda en México; un problema de tamaño considerable

Vivienda en México; un problema de tamaño considerable.- En los últimos tres años ha habido cambios trascendentes en la ordenación de las necesidades de vivienda en México. El gobierno creó en enero de 2013 la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, SEDATU, responsable del uso del territorio para mejorar la productividad, inclusión social y sostenibilidad de pueblos y ciudades y de la vivienda en México en particular. SEDATU como ministerio encabeza una lista no pequeña de organizaciones que se ocupan de estos aspectos en los diferentes niveles del gobierno del país.

Para intentar resolver el déficit nacional de vivienda en México urbana y rural, mejorar su calidad y contener el crecimiento en extensión de las ciudades (urban sprawl), se articula su planificación por medio de tres instrumentos: el Programa Sectorial de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano 2013-2018 (PSDATU), el Programa Nacional de Desarrollo Urbano 2014-2018 (PNDU)  y el Programa Nacional de Vivienda 2014-2018 (PNV). Todos ellos bajo el “paraguas” del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018.

Pendientes de una publicación más reciente, la 11ª edición del Estado Actual de la Vivienda en México (febrero 2015), que realizan anualmente la Fundación CIDOC –por Centro de Investigación y Documentación de la Casa- y la Sociedad Hipotecaria Federal, con el apoyo de varias entidades entre las que cabe destacar a la propia SEDATU –junto a Infonavit, Conavi o Fovissste entre otras- nos sirve como guía.

Vivienda en México; el tamaño del problema

Algunos indicadores sobre el tamaño de la tarea:

  • El número de hogares en México era en 2012 de 31,5 millones, un crecimiento del 6,4% en sólo dos años.
  • De dichos 31,5 millones de hogares, sólo 6,4 millones se considera que tienen acceso a crédito hipotecario.
  • Aunque la vivienda en México suma 28,7 millones de unidades (22,4 millones urbanas, 6,3 millones rurales, 2010), el déficit habitacional en 2012 se estima en 15,3 millones (ya que muchas de las existentes están construidas con materiales inadecuados o son espacios que propician el hacinamiento o que no cuentan con los servicios básicos indispensables).
  • Entre 2000 y 2010 la superficie ocupada por el conjunto de zonas metropolitanas del país pasó de 142.377 a 171.817 km2 (+20,6%)-
  • En las últimas tres décadas la expansión de las urbes mexicanas ha aumentado diez veces de promedio, con un 65% de las viviendas de dicha expansión ocupando la tierra de forma irregular.
  • De la vivienda en México ocupada, casi el 25% tiene carácter irregular, dada la escasez de suelo urbano ordenado (11% cerca de cauces de ríos con riesgo por inundación, 2,3% sobre rellenos sanitarios, cuevas o minas y 9% sobre barrancas).
  • De los 6,3 millones de viviendas rurales, sólo el 33,8% contaba con agua.
  • 39,1 millones de mexicanos (2010) viven en condiciones de hacinamiento (más de 2,5 personas por dormitorio).

La magnitud de los números no requiere mucho comentario adicional: el reto es ingente. Está claro que más allá de otros aspectos en el desarrollo inmobiliario del país, se deberá atacar prioritariamente la provisión de vivienda en México adecuada para sus ciudadanos.

Continuará.


0 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

    Write a Reply or Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Crisis inmobiliaria y… enero 13, 2016 inmobiliaria Chamartín costanera center bayer Chile: arranque de a… enero 13, 2016