15 Nov

Urbanismo bajo tierra o elevado y otro inmobiliario inusual

1) Toronto: PATH: ¿un centro comercial subterráneo? Y el más grande.

 

Urbanismo bajo tierra 1

 

Toronto (43ºN), está más al sur que Helsinki, pero hace tanto o más frío que en la capital de Finlandia.

 

Así que no sorprende que a la gente le apetezca en ciertos meses meterse bajo tierra… Que es por lo que PATH, el centro comercial subterráneo más grande del mundo (según el Guiness World of Records), tiene su lógica. Treinta kilómetros de calles comerciales con 1.500 tiendas, todo bajo tierra.

 

La historia arranca de 1900, cuando los grandes almacenes Eaton’s decidieron construir un túnel bajo James Street, que permitiría llegar de su tienda principal a un anexo. Otro túnel se construyó en 1927, pero fue a partir de 1960 cuando el responsable de urbanismo de entonces, convenció a los promotores de edificios de oficinas de que construyesen espacio comercial subterráneo, con la promesa de que iban a trabajar en unirlos todos. El Toronto Dominion Centre, que se completó en 1967, fue el primero en incorporar espacio comercial en sus sótanos. Y luego los promotores han estados encantados porque es una puesta en valor de espacio bajo rasante.

 

En años sucesivos y en especial a partir de 1987, el espacio se ha ido ordenando, señalizando y ampliando hasta unir más de 50 grandes edificios de oficinas y hoteles del CBD y por encima de 200.000 usuarios diarios. La señalización por cierto, ha sido clave, porque orientarse bajo tierra es más difícil, lo que PATH ha resuelto creemos que bien con códigos de colores (los de su logo).

 

Buenas ideas, aunque no haga frío…

 

2) Londres. Del Blackwall Tunnel al London Underline

 

london underline

 

A principios de los 1980s, en mi época maratoniana, se me ocurrió un día trotar desde la City de Londres hacia lo que hoy día es Canary Wharf (Isle of Dogs) y la Greenwich Peninsula, donde hoy está el complejo O2. Fue así que tuve que cruzar el Blackwall Tunnel, que es un túnel de un poco más de un kilómetro, que cruza el Támesis por debajo, completado en 1897. No es más que un kilómetro, pero cuando estás dentro, con las paredes negras y los camiones que te pasan a 20 centímetros (tiene una mínima acera), se te quitan las ganas de correr… Y no digamos de ir en bicicleta por ese tipo de sitio. Los ciclistas urbanos, yo nunca lo he sido, estarán acostumbrados, pero seguro que si pudieran evitar lo de compartir ciertos sitios con camiones o coches, firmaban ya.

 

Así que el London Underline, un proyecto de la firma de arquitectura Gensler con Momentum Transport Planning y Pavegen nos parece una idea magnífica. Iría desde Green Park a Aldwych y de ahí a Holborn, utilizando túneles de metro en desuso. Unos 3 kilómetros, que ya es algo, porque ahorra muchísima congestión de tráfico.

 

Aquí tienen un video comparando ese trayecto en bicicleta y taxi:

 

 

Bajo tierra, para peatones, para bicicletas, tiendas y servicios. Y además con suelo que genera energía por el paso de bicicletas y peatones.

 

¿Para cuándo?

 

 3) Helsinki: ¡que vienen los rusos!

 

Sólo he estado en Helsinki en una ocasión. Pero me llamó la atención, visitando una residencia de ancianos -no una instalación militar, no-, que la misma tenía un refugio nuclear totalmente equipado.

 

Me explicaron que en Finlandia es norma que todos los edificios cuenten con un refugio contra bombardeos no sé que tan nuclear, pero refugio. Me pareció un poco anacrónico para finales del siglo XX, pero me contaron sus razones: en 1939, el 30 de noviembre -ya iniciada la II Guerra Mundial-, en la Talvisota (la “Guerra de Invierno” o Guerra Ruso-Finlandesa), los rusos atacaron a Finlandia sin aviso previo. Los rusos se anexionaron la región de la Karelia (no todo Finlandia como pretendían), pero los finlandeses les infligieron un “severo correctivo” (los rusos tuvieron 270.000 muertos -estimación en las memorias de Nikita Jrushshov-, contra 19.300 los finlandeses).

 

Bueno, pues 88 años después… los finlandeses siguen sin fiarse de los rusos… Y en vista de que tienen tantos refugios han decidido aprovechar todo ese espacio, que no acaba de utilizarse y ponerlo a trabajar, construyendo una ciudad subterránea completa, bajo rasante, réplica de la “Helsinki sobre rasante”. Y ya que se hace, se hace bien. Así que la ciudad tiene piscina, campo de hockey, viviendas, centro comercial, centro de proceso de datos -bajo la catedral de Helsinki, refrigerado por agua de mar- y estará conectada por carretera y metro con el exterior.

 

helsinki

Itakeskus underground swimming complex. Photo: Lewis Martin

 

Y no se crean que es una ciudad de juguete. En este plano municipal tienen marcada la zona que abarca. Desafortunadamente la leyenda (¿para que no se enteren los rusos?), está en finés.

 

Y por cierto, aunque Helsinki no es muy fría para los estándares árticos (la corriente Nor-Atlántica y el Mar Báltico ayuda a mitigar el frío extremo), hace bastante fresco. La ciudad está a 60ºN y ha registrado temperaturas de -30ºC con una temperatura media  máxima entre diciembre y marzo que ronda los 0º y una media mínima entre -5º y -7º.

 

¡Lo de meterse bajo tierra tiene bastante sentido!

 

4) Lemóniz: gambas atómicas.

 

lemóniz

 

Bueno atómicas no, pero seguro que son buenas…

 

Todavía recuerdo cuando me visitó un director de la ingeniería vasca Sener -allá por 1.982- y me contó lo que entonces sucedía Lemóniz. Sener estaba trabajando en desmantelar esta central nuclear, terminada salvo que nunca llegó a tener combustible y, en consecuencia, no llegó a funcionar. Ni se inauguró. Iberduero, hoy parte de Iberdrola, desmontó y vendió los equipos y la estructura ha permanecido ociosa y vacante por más de 30 años. Los atentados de la banda terrorista ETA fueron la causa original del paso atrás, aunque finalmente fue una medida política: la moratoria nuclear de 1984 que todavía pervive. Del coste estimado de EUR 5.717 millones de esa moratoria (que los españoles hemos venido pagando por años con nuestro recibo de la luz), EUR 2.273 millones corresponden a Lemóniz.

 

Ahora el laboratorio Azti Tecanlia -los vascos son gente industriosa- ha propuesto aprovechar el “esqueleto” de la central y su entorno para instalar una piscifactoría para criar gambas, langostinos, lenguado, rodaballo, salmón y trucha asalmonada. Aprovechan los conductos que llevaban agua del mar para la refrigeración del reactor que no fue y las propias cubas del mismo, para todo ese proceso. Inversión de entre EUR 40 y 60 millones, ocupando hasta 10 Ha. de terreno. Noruegos (que son fuertes en estos negocio) y franceses están interesados.

 

Un buen final si esto sucede. Y que, por cierto, ya que hemos estado pagando la moratoria nuclear, lo mínimo que podrían hacer sería enviarnos una caja de gambas…

 

5) Nueva York: The High Line, a Park in the Sky.

 

Otro buen ejemplo de “re-use”. The High Line es un parque elevado, de 2,3 kilómetros, en el oeste de Manhattan, entre Gansevoort Street y la West 34th Street. Ocupa la plataforma de un ferrocarril de mercancías (carne para los mataderos, correo, etc.) que funcionó sobre ella entre 1934 y 1980 y que por 30 años estuvo en desuso hasta que en 2009 se inauguró la Fase I y en 2011 la II, gracias a la iniciativa de una organización sin ánimo de lucro, “Friends of the High Line”, que financia su mantenimiento en un acuerdo con el NYC Department of Parks & Recreation.

 

The High Line

Antes… Foto: thehighline.org

 

The High Line 2

Después. Foto: ercwttmn, Flickr

 

Una iniciativa excelente, por si les sobra alguna línea ferroviaria en desuso…

 

Aquí tienen una excelente colección de fotos.


 


0 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

    Write a Reply or Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Alquiler de vivienda:… noviembre 15, 2017 alquiler vivienda perú home socimis mab repaso La OPA de Colonial so… noviembre 15, 2017