16 Nov

Trump y las FIBRAS: un cisne negro de USD 3.000 millones (México)

Proteger la inversión inmobiliaria: el fondo FIRBI de SURA (Chile, Perú)
Fibra Resorts y el potencial de los hoteles turísticos (México)


Y hablamos sólo del sector inmobiliario en México. Y sólo de una parte.

 

La elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos es ya, sólo por sus declaraciones hasta ahora, un tal “cisne negro*”. Y el mayor impacto está siendo y es previsible que sea sobre México.

 

Cómo y cuánto va a ser capaz de revisar el NAFTA (North American Free Trade Agreement), cómo y cuánto será capaz de influir sobre las compañías norteamericanas que fabrican en México, cómo se comportará en relación con los nacionales mexicanos -y de otros países- residentes en Estados Unidos son algunas de las incógnitas sobre el comportamiento y prioridades del nuevo presidente. En los tres frentes México tiene más a perder que a ganar, nos tememos.

 

trump fibras mexico 2

 

Y, de momento, la elección de Stephen Bannon como “chief strategist” o la relación de Trump y el propio Bannon con Nigel Farage, el anterior líder de Ukip, el pro-aislacionista partido de extrema derecha británico, no inducen al optimismo.

 

Limitándonos a las FIBRAS, lo sucedido hasta ahora es la consecuencia lógica de las expectativas de los inversores: una gran destrucción de valor en el sector, MXN 36.707 millones en sólo 6 días, un 14,2% del valor de las 10 que cotizan hoy día. Si hacemos el cálculo en dólares USA y componemos la devaluación del peso mexicano, la pérdida es entonces de USD 3.230 millones, un 23,2%.

 

Las pérdidas, no obstante, no han sido uniformes. Por liquidez, deuda, exposición sectorial y posiblemente ubicación de los inmuebles, las que más han perdido son Fibra Uno (-19,7%) y las Industriales (Macquarie, Prologis y Terrafina). Las pequeñas se han defendido bastante bien por su baja liquidez. Danhos, (- 8,7%) mejor de lo esperado por la debilidad del consumo interno que pueda producirse, pero operar sin deuda le ayuda. Y, no sorprende, bien las Hoteleras, Fibra Hotel y Fibra Inn, por cuanto una moneda más barata puede suponer de empujón al turismo.

 

trump fibras mexico 3

 

Es todavía pronto, pero procede realizar urgente un “control de daños” y empezar a tomar medidas defensivas, por lo menos hasta que la incertidumbre disminuya. Ello puede o debe incluir frenar nuevas inversiones en desarrollos o CAPEX, reducir costes operativos y bajar deuda a toda costa. Cuando sea posible. Y mirar al futuro de cara.

 

* Lo del “cisne negro” es por el concepto acuñado por el escritor libanés Nassim Nicholas Taleb. En su  obra “The Black Swan, The Impact of the Highly Improbable” reflexiona sobre el curso de la historia y de los acontecimientos de hoy día y cómo muchos de los grandes cambios se producen en “saltos” impredecibles, por contraposición a un devenir continuo y predecible del futuro. En ese contexto define al “cisne negro” como un evento que incluye tres características: rareza, impacto extremo y predictibilidad retrospectiva pero no prospectiva (“rarity, extreme impact, and retrospective -though not prospective- predictability”).

 

Hemos repasado el “bestseller” de Donald Trump, “El Arte de la Negociación” (“The Art of the Deal”), escrito en 1987 bajo la tutela o supervisión del articulista Tony Schwartz (NYT, Newsweek). Vamos a tener que leerlo ahora con más calma. Aunque el libro es un ejercicio de jactancia en su astucia y forma de hacer negocios, no deja de trasmitir bastantes cosas que nos parecen ciertas, de cómo piensa este hombre en relación con el mundo de los negocios inmobiliarios. Y de cómo es su carácter.

 

Y cabe decir que poco o nada de ello encaja con las cualidades que creemos que debería encarnar el líder de un gran país. “A mí me gusta hacer negocios, preferiblemente grandes negocios. Ésa es mi vocación”. “La clave última de mi estilo de promoción es la osadía. Juego con las fantasías de la gente. Muchos, aunque no sepan pensar a lo grande, sí pueden emocionarse con lo grande”. El propio Tony Schwartz en una entrevista de hace unos días con “The New Yorker” renegaba de la ayuda que prestó para ese libro. “To put lipstick on a pig” es lo que dice que hizo y ahora se arrepiente.

 


0 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

    Write a Reply or Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Fibra Resorts y el po… noviembre 16, 2016 fibra resorts cabecera hoteles merlin properties cabecera Merlin Properties: ¿… noviembre 16, 2016