05 Jul

TOG, ¿la competencia de WeWork? (EMEA)

TOG es The Office Group, una compañía adolescente que ofrece espacios de coworking. Tiene 14 años y fue el bebé de Charlie Green y Olly Olsen, que nació en Londres en 2003 con el apoyo del fondo Bridges Ventures.

 

En septiembre de 2010 tenían 7 edificios y Lloyd Dorfman, el fundador de Travelex (la principal compañía de cambio de moneda en el Reino Unido, ingresos 2014 EUR 822 millones), compró la mayoría de The Office Group, a la que aportó 4 edificios más.

 

En 2011 acordaron con Network Rail adaptar espacio de oficinas en 5 estaciones de tren, a través de una “joint venture”.

 

Y así han seguido, hasta hoy que tienen 29 edificios, de los que 27 están en Londres. Tienen 15.000 socios, que pagan desde GBP 375 (EUR 425) más IVA por un “hot desk” (una estación de trabajo sin asignación concreta). Acceso las 24 horas del día, 7 días a la semana.

 

tog blackstone post

 

 

WeWork, fundada por Adam Neumann y Miguel McKelvey en 2008, ha crecido de forma acelerada desde 2011 y de forma explosiva en 2015 y 2016. En 2016 dobló el número de sus miembros, de algo menos de 40.000 a 80.000 y sólo en diciembre abrió 14 centros en 8 países, con más de 10.000 puestos de trabajo.

 

Un gran debate es cuánto vale WeWork, que como muchas “start-ups” es más futuro que presente. En febrero de este año se decía que USD 20.000 millones. ¿Poco, mucho?

 

A TOG, 29 centros, 15.000 miembros, “le salió un grano” con WeWork. Porque ésta se fue a Londres y abrió 20 centros, que son su directa competencia. Y a precios que empiezan, según la zona, de GBP 200 (EUR 228). O sea hasta un 30% ó 40% menos que TOG, según el sitio.

 

Pero ahora TOG le ha devuelto la pelota, porque le han vendido la mayoría de la empresa (Dorfman, Green y Olsen permanecen como accionistas y los dos últimos como CEOs, respectivamente) a… Blackstone.

 

Y una cosa para WeWork es TOG y otra es “TOG con Blackstone”. Parece bastante claro que la asignatura pendiente de TOG, que era su expansión fuera del Reino Unido, puede ahora acometerse con pulmón de sobra y conocimiento de todos los mercados y ésa es una amenaza notable para WeWork, que se ha beneficiado hasta ahora de actuar bastante en solitario en todas partes, salvo competencias locales.

 

Blackstone paga por la mayoría de TOG (15.000 miembros), EUR 570 millones, que visto las cifras de que se habla con WeWork (80.000), parece un regalo.

 

Va a ser interesante. Y queda claro que lo del coworking y las oficinas líquidas ha venido para quedarse.

 

Por cierto, en la compra de Sponda por Blackstone, que explicamos en otro artículo, vemos que esa compañía finlandesa también tiene su fórmula particular de co-working, en su caso bautizada como MOW, por “Mothership of Work”. “Hot desk” en Helsinki, EUR 330 más IVA al mes (¡palomitas incluidas!). Por si les interesa. A saber cuánto “cross breeding” se va a producir ahí. La línea escandinava no está mal para estas cosas.



0 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

    Write a Reply or Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    La OPA de Blackstone … Julio 5, 2017 sponda blackstone home ¿Pueden hacerle una … Julio 5, 2017