13 Sep

TC Latin American Partners (Terranum) en Lima y Arequipa (Quimera HG)

TC Latin American Partners -TCLatam-, antes conocida como Terranum Capital, es una sociedad formada entre Gregorio Schneider (mexicano), Daniel Grunberg (venezolano) y Terranum S.A.S., la empresa colombiana propiedad de Estrategias Corporativas y la familia Santo Domingo. Tiene oficinas en Nueva York, donde esta registrado con la SEC y en Ciudad de México, Bogotá y Lima, que se corresponden con los países hacia los que dirige sus inversiones.

 

Schneider y Grunberg proceden ambos (al igual Luis Santana, el CFO), de Och-Ziff Capital Management, un “hedge fund” fundado por Daniel Och en 1994 que administra USD 32.000 millones (mayo 2017) y que lleva bastantes meses de turbulencia y declive en sus fondos administrados, tras acordar en 2016 el pago de USD 400 millones de multa por presuntos sobornos en sus negocios en África. Todo mucho antes que Schneider y Grunberg salieran de allí, en 2010.

 

Pero la raíz de los negocios, el “entrenamiento” de los cabezas principales de TCLatam nos parece que les dirige a una concepción oportunista del negocio, a veces criticada pero siempre necesaria para mantener sano el sector inmobiliario. En palabras de Grunberg en 2016: “with the increased volatility in the market and lack of liquidity (…), we continue to see the opportunity to structure investments higher in the capital structure and in some cases in US dollars” (diciembre 2016).

 

Como buen fondo de capital privado, TCLatam cuenta lo justo de lo que piensa o lo que hace y rendirá cuenta a sus partícipes pero no en abierto. Lo que sí dice, en sus dos únicas notas de prensa, de 1-6-2013 y 7-12-2016 es que ha tenido éxito en los dos cierres de captación de recursos para inversión, de USD 235 millones y USD 268 millones, en sus dos fondos TCLAREF I y II respectivamente. O sea que maneja USD 500 millones de recursos propios, más lo que quiera endeudarse. No es difícil que pueda llegar a los USD 1.000 millones de inversión, lo que lo sitúa como uno de los jugadores relevantes de la región.

 

En Perú, concretamente, conocemos de su alianza con Lider en 2013 en cuanto a la promoción Portofino, de 486 viviendas unifamiliares en Carabayllo. Pero aparte de algunos renders de arquitectos, no hemos encontrado muchas referencias de su progreso, si es que lo hay. En la web de Lider no está y el portal “adondevivir” lo muestra como en “preventa en plano”.

 

Además, si estamos en lo correcto, tiene (a través de Terranum Peru VII LP y Terranum Capital Colombia), dos tercios de cada uno de los proyectos Santa Elvira en Chiclayo (32 viviendas etapa 1 y 76 etapa 2) y Ser-K en Barranco (136 etapa 1, 193 etapa 2), de Ciudaris, de los que también hemos hablado. Sta. Elvira 1 vendida 100%, Ser-K 1 vendida al 75%, Sta. Elvira 2, vendida 35%, Ser-K 2, vendida 2% (todo a diciembre 2016). A la espera de conocer cómo se desenvuelve el 2017.

 

Y de lo que sabemos, en mayo de 2017 han adquirido el 80% de Villa In El Polo, en Surco, Lima, por USD 12 millones. Lo han hecho a Inmobiliari – Ingroup, en lo que tiene toda la apariencia de una “operación rescate” de la promoción, pactada con la banca.

 

Latin American Partners (Terranum) en Lima y Arequipa (Quimera HG)

Residencial Villa In El Polo, Surco, Lima (Perú)

 

Habría que saber si lo que hicieron en Arequipa en 2015, cuando entraron en una alianza con Quimera Holding Group, que preside Juan Carlos Córdova, obedece a un patrón semejante.

 

Quimera es un grupo local antiguo, cuyo negocio data de 1935, en que se iniciaron en el negocio del automóvil con gasolineras y años después en el reencauche de neumáticos (con enfoque a la maquinaria pesada minera) y la distribución de lubricantes. Y así por unos cincuenta o sesenta años hasta que empezaron a diversificar en agroindustria (ganadería, frutales), hoteles (tienen tres, aunque incluyen el Sonesta City Center de Arequipa, que no nos consta esté abierto aún), educación (Unitek y Universidad San Martín), medio ambiente (recuperación de residuos, herencia de su negocio de neumáticos), servicios financieros (Cooperativa Respalda) y a partir de 2006, inmobiliario.

 

No conocemos sus números, ni en talla ni en rendimiento, aunque su diversificación denota que durante años les debe haber ido bien, suficiente para invertir excedentes en áreas bastante diversas.

 

¿Y en el inmobiliario?

 

Tampoco fácil saber. Se mantuvieron con una actividad modesta por cinco o seis años, con tres o cuatro proyectos residenciales cada año, de talla pequeña o mediana. Y desde 2011 crecieron en tamaño y se movieron a inmobiliario terciario (oficinas y centros comerciales). A partir de ese año arrancan, entre otros desarrollos residenciales, ya en 2012, los proyectos del centro comercial Arequipa Norte en Cerro Colorado (502 tiendas, 28.100 m2) y el City Center, sobre la avenida Villa Hermosa, al noroeste del centro. Éste último un proyecto ambicioso de inversión alta (USD 100 millones, dicen), sobre un terreno de 16.675 m2 en el que han levantado por ahora dos torres de 20 niveles y un total de 74.804 m2 construidos (41.913 m2 para oficinas, 25.165 m2 comerciales y 7.724 m2 para el hotel Sonesta citado arriba, de 116 habitaciones). Les ha costado 5 años y sucesivas demoras en la entrega (se decía al principio que el hotel Sonesta abriría en 2012).

 

La ruta es clásica: una empresa exitosa en otro negocio se decide a entrar en el inmobiliario, al principio en promociones residenciales pequeñas para venta. Van creciendo en tamaño y se sienten tentados por el negocio corporativo y su derivada patrimonial. Pero eso requiere cierto músculo, conocimiento, experiencia y buena planificación financiera. Así que no es tan infrecuente que en un proyecto algo falle y se produzca un “atasco”.

 

¿Se ha atascado Quimera? Si escuchamos a su dirección, no. Sólo en marzo de este año anunciaba César Requejo, gerente comercial de Dinamia -una compañía de Quimera-, nuevas inversiones inmobiliarias por hasta USD 120 millones. Nosotros creemos que algo de atasco sí ha habido y tomaríamos esa cifra con cautela. El hecho de que TCLatam comprara las unidades que quedaban por vender en el City Center, muestra que a final de 2015 el proyecto iba regular. E imaginamos que TCLatam impondría sus condiciones.

 

Pero luego parece que se está desarrollando un “matrimonio de conveniencia”. TCLatam dice que cree en Arequipa y Quimera tiene mucho conocimiento y penetración local. Así que ambas se han embarcado en varios proyectos en común.  TCLatam anuncia (Daniel Grunberg, diciembre 2016) que invertirá en ellos USD 20 millones: en oficinas (el Edificio Vucetich Parque Industrial con 480 pequeñas oficinas para la venta), uno comercial (el Centro Comercial La Estación de 499 pequeños locales en venta) y uno de venta de lotes.

 

TC Latin American Partners (Terranum) en Lima y Arequipa (Quimera HG) 2

Edificio Vucetich Parque Industrial, Arequipa (Perú)

 

Bueno para todos, da la sensación.

 

Y a propósito, bueno para Perú, porque la mejor forma de desatascar Lima es conducir inversión hacia otras ciudades del país. Y Arequipa, la segunda en tamaño (a gran distancia de la capital), es la principal candidata.

 

Aunque sigue sin gustarnos lo de las oficinas (o los centros comerciales) en venta … Pero parece que al final nos vamos a tener que conformar.


 


0 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

    Write a Reply or Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    La Central y Pradera … septiembre 13, 2017 murciélagos sostenibilidad home Murciélagos y fachad… septiembre 13, 2017