18 Abr

Socimis: ¿agujero fiscal? (España)

Hace unos días (6-4-2018) publicaba el diario El Confidencial un artículo firmado por su columnista Carlos Sánchez, titulado “La inflación de socimis provoca un agujero de 261 millones a Hacienda“.

 

Hace el articulista referencia a la Memoria de Beneficios Fiscales del Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018, en la que se desglosa por primera vez el beneficio fiscal estimado relativo a los tipos impositivos reducidos del 19% y 0% para las socimis, entre otros. Beneficio fiscal (si se compara el impuesto abonado con el que se hubiera pagado liquidando por Impuesto de Sociedades, sin bonificación), que la citada memoria evalúa en EUR 260,57 millones para 115 beneficiarios, un 7,5% de los EUR 3.453,44 millones de beneficios fiscales totales sobre las cuotas de Impuesto de Sociedades por todos los conceptos.

 

Es normal, por cuantía, que Hacienda se fije. Los beneficios fiscales para las socimis sobre la cuota del Impuesto de Sociedades son el cuarto capítulo que más pesa en el conjunto de reducciones y además se estima que ha tenido un crecimiento del 36,9% en número de declarantes en los últimos dos años. Pero a partir de esos datos el articulista da un salto dialéctico, al afirmar que “la proliferación de socimis ha provocado un considerable agujero a Hacienda. En concreto, y debido a su baja o nula tributación, el fisco dejará este año de ingresar 261 millones”, apuntando a la posible necesidad de una revisión de las ventajas fiscales “por su elevado coste para la Hacienda pública” en un mercado “en el que la demanda de alquiler está asegurada” (?).

 

Lo que el artículo no dice, es dónde estaría el inmobiliario patrimonial en España de no haber existido las ventajas fiscales que Hacienda hace bien en cuantificar. Porque entre 2014 y 2018, las socimis, sólo contando las 56 cotizadas (5 en el Mercado Continuo y 51 en el Mercado Alternativo Bursátil), han acumulado EUR 22.782 millones en valor, que es su capitalización a final de marzo de 2018. Y lo han hecho, estamos convencidos, COMO CONSECUENCIA de los beneficios fiscales incluidos en las respectivas normativas de 2009 y 2012. Y que si el régimen jurídico y fiscal de las socimis no se hubiera establecido como se ha hecho, la pléyade de inversores foráneos que ha hecho posible el dinamismo, la puesta en orden y la consiguiente generación de valor y de resultados para el sector inmobiliario patrimonial, no habría acudido a nuestro país. Y COMO CONSECUENCIA no se habrían generado siquiera los impuestos sobre bases reducidas del Impuesto de Sociedades (vaso medio lleno), ni el hipotético déficit de recaudación que Hacienda cuantifica (vaso medio vacío).

 

Y ya que hablamos de vasos, sobra decir que si algo caracteriza a la inversión inmobiliaria internacional es su comportamiento en forma de vasos comunicantes. Y que los gestores de fondos están continuamente evaluando país a país los impactos de todo tipo (contratación, tasas de vacío, niveles de renta, tipos de interés o fiscalidad). Baste decir que hasta que el Reino Unido introdujo nuevas ventajas fiscales para sus REITs (Finance Act 2012), el 75% de los inversores en los mismos eran residentes en el país. Desde entonces, la situación se ha invertido: ahora son el 75% foráneos.

 

Seguramente las dos claves para que continúe la bonanza son que no se cuestione la fiscalidad (y se diga así) y que se profundice en la regulación relativa al tratamiento de los inversores institucionales en cuanto al número mínimo de accionistas.

 

Para debate.


 


1 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

  1. Monica

    abril 19, 2018 at 10:47 am

    Totalmente de acuerdo con este razonamiento, no se debería cuestionar la fiscalidad pero si regular los fees de las gestoras y el cumplimiento de la normativa de liquidez, en resumen, se debería velar por el accionista (cnmv estas ahi?)

    Responder

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

El lío de las oficin… abril 18, 2018 El lío de las oficinas de la OSCE en Surco La liquidez de las so… abril 18, 2018