06 Abr

Precio de la vivienda y prosperidad

Prosperidad y precio de la vivienda.- Cita la revista The Economist en un artículo de estos días (“Hot in the City”, abril 2) el caso de San Francisco, una ciudad con múltiples empresas dedicadas al sector tecnológico. El dato interesante es que desde 2008 existe una correlación del 93% entre los movimientos mensuales del NASDAQ y los precios de vivienda en el área metropolitana de esa ciudad. Explica la situación en unas cuantas ciudades del mundo, en las que la atracción de inversión privada y el arraigo de ejecutivos con altos salarios ha empujado el precio de la vivienda al alza, en muchas ocasiones hasta niveles que los residentes locales no se pueden permitir.

Los 10 mejores edificios de oficinas de Madrid
El pelotazo de Distrito Castellana Norte (España)

Para comparar las ciudades de ese grupo entre ellas y con sus respectivos mercados nacionales, utiliza The Economist dos variables: el precio de venta frente al precio de alquiler y lo mismo frente al ingreso medio de su población, en ambos casos comparando la relación con su tendencia histórica de largo plazo.  Un caso paradigmático es Londres, desde donde escribimos estas líneas. Según la revista, la vivienda en Londres está sobrevalorada un 30% en función del ingreso de sus habitantes y más del 50% sobre las rentas. O sea que compensa alquilar en lugar de comprar y muchos de sus habitantes no pueden comprar (ni alquilar, añadimos). Con 24.000 viviendas iniciadas en 2015 para un inventario de 3.3 millones y un urbanismo restrictivo, no parece que esa situación vaya a mejorar a corto o medio plazo.

 

“Peor” están Sidney o Vancouver. Y Estocolmo, Amsterdam o Zurich, por citar algunas que están en situación parecida. En la cuenca del Pacífico, el precio de la vivienda en cuatro ciudades, las citadas Sidney y Vancouver, más Tokio y Shanghai, ha crecido al 12% anual los últimos cuatro años, el doble que la media de sus países.

 

Conclusión: hay una serie de ciudades “deseables” en el mundo y el efecto de ello es un problema para los residentes locales, que ven el precio de la vivienda escalar a niveles que no se pueden permitir.

 

precio de la vivienda

 

Precio de la vivienda; la cara y la cruz

Pero la moneda tiene otra cara: las ciudades en esta categoría atraen a empresas, a nuevas generaciones de trabajadores móviles bien cualificados y a personas de alto nivel de renta que compran segundas viviendas y gozan por todo ello de prosperidad. Y al igual que los precios son más altos, los niveles de desempleo son más bajos que en el resto de sus países u otras ciudades. En Zurich, dos de cada cinco residentes no han nacido en Suiza y  el 44% de ellos tiene entre 20 y 44 años.

 

Lo que queda por saber es si las ciudades atraen a gente preparada y de renta alta porque son prósperas o si son prósperas por esas mismas razones. Seguro que las dos tendencias son interactivas. Pero lo seguro es que el “bueno, bonito y barato” no existe. O es muy difícil de encontrar.

 

P.S. El precio medio de una vivienda en Londres era en diciembre de 2015, GBP 456.000, un incremento del 12,1% sobre un año antes. Así pues, los británicos tienen un par de “Bs” para preocuparse: Brexit y Bubble

 

 


0 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

    Write a Reply or Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Certificación medioa… marzo 30, 2016 certificación medioambiental fibra wb Venta del edificio Fi… abril 6, 2016