30 May

El Plan Chamartín: ¿quién de la foto tiene la formación y la experiencia?

Mirando la foto de la presentación del proyecto Madrid Puerta Norte, hemos pensado en quién de verdad tiene suficientes ideas en el Ayuntamiento de Madrid para inspirar el golpe de timón que el consistorio ha dado en este tema.

El pelotazo de Distrito Castellana Norte (España)
Los 10 mejores edificios de oficinas de Madrid

Nos podrán decir que es de mal gusto lo de personalizar y que es el municipio como corporación y sobre todo su alcaldesa quienes detentan la responsabilidad y que no hay que buscar mucho más allá. Pero, sin embargo, creemos que en algún sitio está la inspiración, no ya ideológica general, sino específica sobre el modelo urbano que se pretende impulsar.

 

el plan chamartín 2

 

Está claro que no es de Guillermo Zapata, ni de Mauricio Valiente ni creemos que sea de la propia Manuela Carmena. Ninguno de ellos tiene formación o experiencia previa para meterse a tirar muchas líneas o definir parámetros básicos en un tema de esta envergadura. Así que asumiendo que el responsable está en la foto, sólo queda el Concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo del Olmo. Lo que por otra parte es lo lógico, por el puesto que ocupa y porque es arquitecto de formación.

 

Así que como parte del intento de desenredar esta madeja, creemos que es clave entender lo que piensa.

 

José Manuel Calvo del Olmo; las claves

Con 31 años, al Sr. Calvo le habrá pillado de lleno la crisis inmobiliaria y su duro impacto sobre el trabajo de los arquitectos. Resulta natural, aparte de su inclinación previa, que haya buscado ocupación en la docencia, en la que ha aprovechado para profundizar en lo que parece su vocación de promover el acceso a la vivienda por caminos distintos al modelo establecido de los últimos sesenta años.

 

Cuando en 2011 aparece el Movimiento 15M, Calvo encuentra un canal para su inquietud ideológica, participa en el Frente Cívico Julio Anguita, en toda la dinámica de protesta  de las “Marchas por la Dignidad” y acaba como afiliado y candidato (puesto nº 13) de Ahora Madrid para el Ayuntamiento.

 

Del documento de Ahora Madrid para su candidatura extraemos: “Acabar con los desahucios y, sobre todo, garantizar el derecho a la vivienda (y a la ciudad) a toda la población es una cuestión de gran trascendencia que nos exige replantearnos el modelo de desarrollo urbano en su conjunto. Ese proceso pasa, ineludiblemente, por la recuperación de la intervención directa en la planificación y en la gestión del suelo de aquellas instituciones que representen legítima y democráticamente el interés general.

 

A partir de esa idea madre, lo interesante es cómo piensa el Sr. Calvo hacerlo. Hay dos pistas principales: el premio Europan (2011) al proyecto que comparte con Guillermo Gosalbo Guenot y José López Parra y su tesis doctoral (2014).

 

El premio Europan lo es a un proyecto de viviendas en Getaria (Guetaria), Guipúzcoa, que se plantea como una alternativa a un desarrollo hotelero. Introduce el concepto de “escalera intrusa”, un sistema que teóricamente permite distribuir las viviendas en espacios mayores o menores mediante el uso de una escalera de caracol y puertas que pueden utilizarse en un sentido u otro para ampliar o reducir el tamaño de una vivienda en alquiler. Un concepto teórico simpático, cuya aplicación sospechamos difícil. Pero más allá de la idea arquitectónica revela el proyecto un esquema que ya muestra su preocupación con la “distribución del excedente”:

 

el plan chamartín

 

Nótese la posición enfrentada del (indeseable) “enriquecimiento de un propietario” frente a la propuesta de “reinversión en el pueblo”. Arquitectura en lo más puro.

 

Su tesis doctoral (que ya nos gustaría hojear), trata sobre el “Poblado Dirigido” de Caño Roto, que está en San Isidro, en Carabanchel. No creemos que sea casualidad que trate este tema, porque el Sr. Calvo es oriundo de Aluche, en La Latina. De alguna manera Caño Roto y Aluche representan dos modelos antagónicos de promoción de vivienda.

 

De una parte el de los Poblados Dirigidos, cuyo programa se inicia en 1956 bajo la inspiración de Julián Laguna, se basa en la auto-construcción bajo la dirección de un arquitecto, lo que permitía teóricamente abaratar la construcción y hacer la vivienda accesible a gente sin recursos (bajo la supervisión de la Falange, por cierto). Y como efecto secundario (para su buen uso hoy en día), los propietarios auto-constuctores “se apropiaban del excedente”, puesto que no había un promotor. Luis Valero, director del Instituto de la Vivienda, lanza un plan para construir 550.000 viviendas en 5 años bajo este programa.

 

Varios arquitectos de renombre —Sáenz de Oiza, Romany, Luis Cubillo o Rafael Leoz—, se interesaron y colaboraron en el sistema y así nacieron los poblados de Entrevías, Fuencarral, Orcasitas o Manoteras, de los que casi ninguno tuvo un buen futuro por la calidad de los materiales (arcillas expansivas) que se utilizaron. Caño Roto, diseñado por Vázquez de Castro e Íñiguez de Onzoño, bajo la inspiración de Arne Jacobsen, fue el proyecto más paradigmático, que ha pervivido y nos sirve de constancia. Eduardo Mangada, que ocupó con Tierno Galvañ el puesto que hoy ocupa el Sr. Calvo, consideró que la experiencia (paternalismo, baja calidad y elevados costes), no fue tan positiva.

 

De otra, cuando en 1957 cambia Franco su gobierno y cesan Laguna y Valero, cambia también el modelo de vivienda, que pasa a ser fundamentalmente promoción privada en masa con subvención estatal (véase “Cuéntame”…). En 1963 se regula la VPO y durante los siguientes veinte años como mínimo, la promoción privada fue el sistema fundamental para facilitar el acceso a la vivienda de muchos españoles (entre 1960 y 1980 el parque de viviendas en España se dobló prácticamente, al pasar de 7,72 millones a 14,73 millones). Aluche es, con su plan parcial de 1960, uno de los exponentes más claros de “vivienda y negocio”.

 

Idealismo e ideología

Una de las cuestiones que nos resulta más enigmática de Puerta Norte frente a Castellana Norte es la REDUCCIÓN del número de viviendas sociales que el plan municipal propone. Por lo que creemos que lleva en la cabeza el Sr. Calvo, ha convencido a sus colegas de que en Chamartín “hay que hacer otra cosa”. Su parte idealista quiere más Caño Roto que Aluche. Su parte ideológica no quiere “entregar el excedente”. Y es precisamente en la VIVIENDA donde está la clave para negociar, lo demás es accesorio. Habría que escucharle y en alguna parte debería haber un punto encuentro.

 

La pena es que el Ayuntamiento haya optado por el “quítate tú que me pongo yo” como única alternativa, sin ir al fondo de las diferencias ni ánimo de conciliación.

 

 


0 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

    Write a Reply or Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Smart city y tequila … mayo 26, 2016 smart city knowmads cabecera En 2020 el 45% de la … junio 1, 2016