10 May

París y Madrid: el vino y las oficinas

No tendríamos que esforzarnos mucho para convencer a cualquiera que sepa apreciar el vino, de que uno español de los buenos no tiene nada que envidiar a uno equivalente francés.

 

Sin embargo, si miramos las estadísticas de exportación (manejaremos 2014 pero la cosa no ha cambiado a efectos de nuestro ejemplo, o lo ha hecho a peor), España, que es el primer exportador mundial de vino (en volumen), vende 22,56 millones de hectólitros al año, por EUR 2.511 millones, a EUR 1,11 por litro. O sea vino barato. Mientras Francia, exporta 14,39 millones de hectólitros (36,2% menos que España) y consigue EUR 7.732 millones (a EUR 5,37 por litro, un 384% más por litro). Mucho mejor. Basta entrar en un supermercado británico, para darse cuenta de que los ingleses, en términos generales, asocian a España con el vino barato y a Francia con el vino bueno. Cuestión de imagen. Que es lamentable para nosotros, aunque en Londres se pueda beber un vino chileno bastante decente…

 

La imagen hay que trabajarla y es cierto que los franceses tienen una especial pericia para asociar sus productos a la calidad (moda, perfumería, vino). Que LVMH, dedicada en exclusiva a los productos de lujo -vino incluido- sea la cuarta compañía por capitalización del CAC-40 (tras Total, Sanofi y BNP Paribas), es constancia de que no es solo pericia, es también fundamento.

 

Pericia para la imagen, fundamento en la calidad, son dos principios básicos en casi todos los negocios. También en el inmobiliario.

 

En España, en el mercado de oficinas se ha producido en los últimos pocos años un salto en ese segundo aspecto, en la calidad. Que está muy bien porque, cada vez más, inquilinos e inversores quieren calidad (“flight-to-quality”, más calidad igual a menos riesgo). Las patrimoniales principales están compitiendo donde importa, que es en mejorar la calidad y eficiencia de sus edificios. Y ya hemos citado en estas páginas algunos ejemplos.

 

Pero todavía queda trabajar más en la imagen. Que es un trabajo de cada uno, de cada compañía, pero sobre todo un trabajo colectivo. Hoy leemos sobre la persecución que París hace, como muchas otras ciudades, a las empresas que puedan abandonar Londres como consecuencia del Brexit. Lo hace, de hecho, Paris EuroPlace, que es una asociación de promoción de los intereses de París como centro financiero y de negocios. Es algo que echamos en gran falta tanto en Madrid como en Barcelona.

 

Para el caso de Madrid, ni la iniciativa pública de PromoMadrid, ni la mixta de Madrid Centro Financiero, salieron adelante. Y hace un capricho, suponemos que algorítmico de Google, que cuando busques “Madrid Emprende”, que sí existe, su noticia de cabecera sea… que “El Ayuntamiento instalará un huerto de lechugas en el Mercado de Barceló”.

 

Paris EuroPlace, por contra (¡qué odiosas las comparaciones!), organiza el 23 de mayo su “International Financial Forum” en… Nueva York. Porque allí es donde hay que hablar con buena parte de las empresas que hoy se sientan en oficinas de Londres. Claro que Paris EuroPlace tiene 350 socios incluyendo, además de a los fundadores (el Banco de Francia, el Ayuntamiento de París, Euronext y otros cinco), a todos los grandes bancos (Banco Santander entre ellos…), todas las grandes auditoras, todos los grandes bufetes de abogados, todas las grandes compañías de seguros, patrimoniales inmobiliarias (Unibail-Rodamco, Gecina) y dos docenas de asociaciones (la FSIF o Fédération des Sociétés Immobilières et Foncières entre ellas) o una docena larga de universidades. Total, un presupuesto que calculamos (la cuota de adhesión va según el tamaño de la empresa de EUR 6.500 a EUR 32.000), que rondará los EUR 5 millones. Que da para hacer cosas.

 

Ya sabemos que el mercado de oficinas de París es uno de los más grandes de Europa. Pero cuando leemos (Savills, “Market in Minutes, Oficinas Madrid”, 2017 1T), que la contratación de Madrid en el primer trimestre ha sido de 116.000 m2 (un 10% menos), sin ninguna gran operación (> 10.000 m2) y con sólo el 8% de las rentas firmadas por encima de los EUR 25 m2/mes; o que el 55%, también de las rentas firmadas, están por debajo de los EUR 15 m2/mes (y en ambos casos con mejora sobre 2016 en que esos porcentajes fueron el 6% y el 66%), mientras…

 

En París (CBRE, “Ile-de-France Office, Q1 2017), la contratación ha sido de 663.900 m2, de la que el 49%, 323.300 m2, ha sido en 19 operaciones de más de 5.000 m2 (media 17.000 m2), o que las rentas medias son, como poco, un 50% más altas que en Madrid… pues, nos parece que hay algo se puede hacer mejor. O intentarlo. Aunque sea un objetivo a largo plazo.

 

Y conste que nuestro interés principal no es que suban los alquileres (y mucho menos, añadiríamos, que suba el vino…). Lo que se trata de conseguir es vender mejor lo que tenemos y conseguir que vengan más empresas. Que ofrezcamos una mejor imagen por ahí fuera. No es sólo tener buena imagen. Es salir a venderla.

 

Está claro que los franceses se lo trabajan ; “Paris EUROPLACE assure de nombreuses actions à l’international pour promouvoir la Place financière de Paris, présenter les opportunités d’investissement en France et en Europe et diffuser les meilleures pratiques françaises”.

 

¿Y nosotros, nos organizamos?



0 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

    Write a Reply or Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    ¿Dan los bancos sufi… mayo 10, 2017 hipotecas colombia perú colonial hacia dónde apunta 3 ¿Hacia dónde apunta… mayo 10, 2017