16 Nov

¿Vivirías en tu oficina? (con los millennials)

¿Vivirías en tu oficina? (con los millennials).- Antes de que contestes, pongámonos en antecedentes:

 

  • Es un hecho que la contaminación atmosférica en la mayoría de capitales del mundo ha llegado a un punto álgido. Y no parece que tenga solución.
  • También es una realidad que las ciudades son cada vez más densas desde el punto de vista poblacional y urbanístico.
  • Londres —por poner un ejemplo— tiene 119 ‘torres’ planificadas (de 20 plantas o más), 16 de las cuales se han completado durante los últimos 12 meses. Y hay otros tantos megaproyectos en marcha en diferentes ciudades de la Unión Europea. No contamos, claro está, Distrito Castellana Norte…
  • Cada vez invertimos más tiempo en ir y volver de la oficina.
  • La calidad de vida y el ‘wellness’ en las grandes ciudades sigue deteriorándose.
  • Ni los coches sin conductor ni los coches voladores van a resolver nuestros problemas.
  • Los políticos van a continuar orquestando egoístas y estériles planes urbanísticos que servirán únicamente sus cortoplacistas intereses electorales.

 

A la vista de todo lo anterior, nos preguntamos cómo las grandes corporaciones van a conseguir ‘atraer’ joven talento a sus empresas, considerando que dichas empresas tienen sus sedes sociales justo en el medio de las grandes y contaminadas ciudades.

Los 10 mejores edificios de oficinas de Madrid
El pelotazo de Distrito Castellana Norte (España)

Recientemente hemos visto muchos posts en las redes sociales por parte de jóvenes empleados —‘millennials’—, recién aterrizados en sus nuevos y flamantes puestos de trabajo. Compartían imágenes de sus ‘paquetes de bienvenida’, compuestos de un ordenador portátil, un iPhone, una camiseta, una sudadera y una taza —‘mug’—de café. Qué ilusión, ¿verdad?

 

Nos preguntamos cuándo pasa el efecto del paquete de bienvenida. ¿Cuánto tardan en resquebrajarse las jóvenes e inocentes almas de esos jóvenes millennials, una vez la rutina se instaura? ¿Durante cuánto tiempo pueden sobrellevar con una sonrisa el peregrinaje diario hasta la oficina? ¿Hasta cuándo les merece la pena?

 

Ahora imagina que fueras uno de esos millennials, recién graduado de la universidad, con ventipocos años y ganas de comerte el mundo. Es probable que todavía siguieras viviendo con tus padres —o compartiendo con amigos— y es probable también que no sintieras la necesidad de comprarte un coche, o una casa. Los millennials, al fin y cabo, son fieles creyentes en la economía colaborativa.

 

Como millennial, es probable también que estuvieras más preocupado por el cambio climático, la justicia social, la realización personal a través del trabajo y, por qué no, la diversión como filosofía de vida. Teniendo esto en cuenta, ¿cómo de motivado estarías para trabajar en Gran Corporación X, en la planta 60 del rascacielos más alto de tu ciudad?

 

¿Y si tu empresa, en lugar de asignarte un cubículo de 10m2 en una oficina, te cediera 25m2 de espacio para vivir, en un campus en las afueras de la ciudad, en el campo, rodeado de verde y en plena naturaleza?

 

¿Y si tu oficina se pareciera más a un hotel? Con 25m2 privativos para ti, con cama, baño y servicio de habitaciones. Una oficina/hotel con servicios comunes, como cantinas, restaurantes, cines y gimnasios, pero también con salas de reunión, instalaciones para videoconferencias y soporte informático/tecnológico?

 

¿Y si pudieras ver la ciudad desde tu ventana, pero solamente en la distancia, sobre el horizonte, cubierta de su perenne nube de contaminación?

 

¿Un paraíso para los millennials?

 

Estarías viviendo en tu oficina y compartirías las instalaciones con tus compañeros de trabajo, que —con el tiempo— se convertirían en tus amigos.

 

El equilibrio entre tu trabajo y tu vida personal sería perfecto. Serías altamente productivo. Estarías tremendamente motivado. Contribuirías a la empresa con ideas creativas. Afrontarías tu trabajo con entusiasmo. Serías un feliz contribuidor a la causa.

 

Y sí, por supuesto, también podrías ‘irte de fiesta’ de vez en cuando. Sólo se tienen veintipocos una vez en la vida, al fin y al cabo.  Pero para eso, irías a la ciudad, en la lanzadera corporativa, por supuesto.

 

Y puede que, cuando tuvieras treintipocos, se te trasladara a una de las viviendas unifamiliares exteriores del campus, con tu pareja. Puede que formaras una familia y que tuvieras descendencia. Siempre bajo el abrigo corporativo de tu empresa.

 

Y cuando cumplieras 40, serías jubilado anticipadamente. Debido al auge de los robots y de la inteligencia artificial, tus servicios ya no serían necesarios. A ti, y a todos los empleados de tu quinta, se os asignaría un trabajo de jardinería y paisajismo, dentro del propio campus. Recibiríais un sueldo/pensión por ello.

 

Bromas aparte —porque, sí, hay algunas lagunas en esta utopía—, ¿es más barato construir un campus extensivo de 200.000 m2 de oficina/hotel, en el campo, que edificar una torre de 100.000 m2 en el centro de la gran ciudad?

 

campus millennials

 

Un campus ocuparía —por descontado— una superficie mucho mayor, pero también es cierto que el suelo urbano sería mucho más caro. Construir en vertical es también más costoso que hacerlo en horizontal.

 

Si fuera viable desde un punto de vista financiero, ¿tendría sentido que las empresas ofrecieran ‘pensión completa’ a los recién graduados, como forma de atraer talento? Salvando las —grandes— distancias, algo así como lo que le sucede al personaje de Tom Cruise en la Tapadera, pero sin los lujos, ni los asesinatos, ni la corrupción, ni la prostitución, ni la mafia.

 

Conocemos el término co-working, pero ya ha asomado en el horizonte el ‘collective living’, consistente en compartir una misma solución habitacional con otros profesionales, relacionados o no con tu ámbito profesional.

 

¿Vivirías tú de este modo?

 

Puede que no. Pero sí estamos seguros de una cosa; te encantaría volver a tener 20 años…¿cierto?

 


0 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

    Write a Reply or Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Hispania y su máquin… noviembre 16, 2016 hiapania hoteles cabecera negociacion del contrato de arrendamiento 2 Negociación del cont… noviembre 18, 2016