12 Oct

Mi edificio se hunde, ¿qué hago? | Millenium Tower

La Millenium Tower es un edificio que se completó en San Francisco, California, en 2008. Cincuenta y ocho pisos de apartamentos “sólo para unos pocos”, como suelen decir los anuncios de estas cosas. En el distrito de Yerba Buena, junto al nuevo Transbay Transit Center, un proyecto gigante firmado por César Pelli con un coste estimado de USD 2.400 millones. Este julio se ofrecía a la venta un apartamento de un dormitorio (con dos baños), por…. USD 3.800.000. Ya se imaginan el nivel.

 

Pero la Millenium Tower tiene un problema, que cada vez se airea más: está, literalmente, hundiéndose.

 

Desde 2.008 lo ha hecho en casi 40 centímetros, o sea 5 centímetros al año. Y se ha inclinado además en 5 centímetros. Dicen los expertos (en general, porque abundan las opiniones), que no existe un problema de seguridad en la Millenium Tower, pero esos 40 centímetros son suficientes para que propietarios y vecinos en general empiecen a observar el edificio con recelo. Y a los propietarios, además de la seguridad, les preocupa el deterioro de su inversión.

 

El problema del hundimiento de los edificios está por supuesto ampliamente estudiado por arquitectos, ingenieros y expertos en geotecnia y sucesos del calibre de éste no son, afortunadamente, frecuentes. Y los edificios no se caen con facilidad. Incluso cuando están seriamente inclinados, como la más que famosa Torre de Pisa, inclinada casi 6º -y con un saliente de 4,5 metros en su cumbre sobre el primer nivel- que lleva casi ochocientos años aguantando con su altura completa. Y en la que Tomasso di Andrea Pisano tuvo el valor de añadir el último nivel, en 1372, cuando la torre ya estaba seriamente inclinada.

 

Además, si la Torre de Pisa se apoya sobre un basamento de 3 metros de profundidad, la Millenium Tower lo hace sobre una losa que a su vez se apoya sobre 950 pilotes flotantes de 14 x 14 pulgadas (35,56 x 35,56 cms.) y 75 pies (22,86 metros) de profundidad. En la explicación que dan los expertos, en el uso de pilotes flotantes (también llamados pilotes de fuste, o “friction pillars” en inglés), en lugar de pilotes trabajando por punta o pilotes columna, apoyados sobre el fondo rocoso más profundo, puede estar la raíz del problema. Porque la estabilidad al movimiento (vertical o rotatorio) se basa en la resistencia del terreno a la fricción y este edificio (como muchos otros de la zona), se asienta sobre una zona fangosa de relleno sobre la bahía.

 

millenium tower 1

 

 

Los mismos expertos alertan además sobre el hecho de que aunque un edificio de estas características debería aguantar muchos años sin problemas, en caso de un terremoto, la dinámica de ese suelo, sujeto a las sacudidas sísmicas y la posible resonancia con la estructura del edificio -en este caso de hormigón-, es imposible de predecir. Y San Francisco no es precisamente una zona tranquila en cuanto a sismos.

 

La promotora se defiende diciendo que el problema está en las obras del Transbay Transit Center, porque cuando se realizó la excavación de ese proyecto, que es contiguo, se alteró la estabilidad de la Millenium. No parece probable, porque la excavación de la Transbay Tower (Hines y Boston Properties) empezó en 2013. Y para entonces la Millenium ya se había hundido bastante. Va a resultar muy difícil de demostrar. Pero la cuestión es interesante, porque la vecina Transbay Tower, con 326 metros de altura, será la más alta de la Costa Este de Estados Unidos. ¿Un tal rascacielos contiguo a un edificio con problemas?

 

millenium tower 2

 

The Millenium Tower: ¡mi edificio se hunde! ¿qué hago?

 

El hecho es que San Francisco tiene un problema lo suficientemente grave como para dejarlo sin alguna respuesta. Desde inyectar hormigón en los cimientos (difícil por la estructura del terreno), a rezar los creyentes y no hacer nada o construir un edificio vecino con cimentación más sólida (¿dónde?) y anclar éste al mismo. Que por sorprendente que parezca es una solución que ya se ha utilizado, como en el caso del Fisher Building en Chicago. El edificio (construido en 1896), se inclinó a un lateral y los dueños optaron por comprar el terreno contiguo y construir otro edificio de apoyo, que se terminó en 1907. Y ahí siguen, los dos apoyados uno al otro, según una buena imagen de este blog, “como dos borrachitos que caminan para casa entrada la noche…“.

 

Lo que sea que hagan, es difícil. Lo simple, no hacer nada. Pero tranquilizar a los propietarios -que ya se han armado de abogados- va a ser complicado.

 


0 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

    Write a Reply or Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    El Índice Fibras de … octubre 5, 2016 indice-fibras paz centenario 5 ¿Se desinfla Paz Cen… octubre 12, 2016