08 Mar

En la venta del “Cheesegrater”, ¿sacar dinero de China? (EMEA)

Se acaba de vender el Leadenhall Building, el famoso “Chessegrater” de Londres. Nada menos que 1.150 millones de libras (EUR 1.327 millones) paga, o pagará, el inversor chino Cheung Chung Kiu a través de CC Land, la compañía que controla. La segunda mayor transacción de toda la historia en Londres tras la venta de la torre de HSBC (¿la recuerdan, de Metrovacesa?), al fondo soberano de Qatar en 2014, por GBP 1.180 millones.

 

Cheesegrater China

 

Tuvimos la oportunidad de visitar esta torre a final de 2015, cortesía de Rogers Stirk Harbour & Partners, que nos mostraron los detalles y contaron algunas curiosidades. Como que la estructura de acero pesa 18.000 Tm. o el cableado total suma 500 Km., cosas así. O el por qué de la fachada principal inclinada, que tiene relación con la protección de vistas para otros edificios.

 

Comercialmente el edificio es interesante, aunque las plantas decrecientes creemos que suponen una cierta limitación para inquilinos que precisen varias. En las 45 plantas de oficinas hay sólo dos que ocupen más de 3 plantas juntas: AON, con diez plantas (que tiene su propia recepción desde la calle), entre la 4 y la 13 y MS Amlin, con 6 plantas de la 19 a la 24. El resto una veintena de inquilinos con plantas únicas salvo uno que ocupa tres plantas y tres de dos plantas (Banco de Sabadell, en las plantas 37 y 38 entre ellos). El total, incluido el retail y restauración de las 3 primeras plantas, 53.288 m2, alquilado al 100%. El vacío en la City de Londres es del 4%, así que es de presumir que la ocupación plena seguirá un tiempo, hasta ver cómo el Brexit impacta.

 

¿Sacar dinero de China?

 

Según JLL la renta en la City (2016 Q4), está en GBP 70/sq ft/año. Con lo que los 573.590 sq ft podrían conseguir una renta, máximo creemos, de GBP 40,1 millones. O sea que Mr. Chung Kiu ha comprado a una rentabilidad bruta del 3,5%. Un poco osado, pero demuestra que Londres, pese al Brexit, sigue teniendo su atractivo. Aunque mucho queso queda por rallar…

 

Los vendedores son British Land y Oxford Properties, que promovieron el edificio entre 2010 y 2014, cuando se inauguró. En junio 2016, cuando se supo el resultado del referéndum del Brexit, las acciones de British Land cayeron un 28% de golpe (Oxford Properties no cotiza). Desde que el 27 de enero CC Land anunció esta compra, en un hecho relevante a la Bolsa de Hong Kong, las acciones de British Land han subido un 7,4%, pero siguen un 18,2% por debajo de su máximo de 2016 (y un 28,3% por debajo de su máximo de 2015). Esta venta les vendrá bien.

 

CC Land, la compañía que preside Chung Kiu y que controla con un 44,6% de su capital, es una promotora basada en Hong Kong, con actividad en China, sobre todo en desarrollo de vivienda. Según su memoria de junio 2016 -no ha publicado todavía sus cuentas anuales-, en 2015 vendió la mayor parte de su patrimonio en China para buscar otras oportunidades de inversión. El único proyecto en marcha que cita es el llamado Radiant Bay, en Sichuan, sobre el que no da otra información. Con recursos propios de HKD 13.312 millones (EUR 1.622 millones) podríamos decir que esta compra “le viene grande”. Pero opera sin ninguna deuda, con lo que tiene alta capacidad de endeudamiento. Y EUR 734 en “cash”. Y, por lo que parece, ganas de tener dinero fuera de China.

 

Form follows profit is the aesthetic principle of our times”, ha dicho Richard Rogers. Pero al menos en este caso ha funcionado.


 


0 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

    Write a Reply or Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Mercado de oficinas C… marzo 8, 2017 mercado de oficinas de cdmx home sostenibilidad epra socimis ¿Y la sostenibilidad… marzo 8, 2017