02 Ago

Grupo Centenario (y Perú): un cierto desinfle

Nos atreveríamos a decir que el Grupo Centenario representa para Perú algo así como los “Caucus de Iowa” para la elección de candidatos a presidente de Estados Unidos. Que aunque suceden el invierno previo a la cita electoral y ese estado no supone más que el 1% del censo del país, su espectro socio económico es una especie de réplica de la totalidad. Acertaron con Obama en 2008. Y con Hillary Clinton en 2016. Aunque los “iowans” se inclinan por señalar que lo que sale de sus procesos son triadas de candidatos entre los que estará el ganador. En 2016, para los republicanos, Ted Cruz (Texas), Donald Trump (NY) y Marco Rubio (Florida).

 

Y bueno, leyendo sobre el devenir económico de Perú y el primer semestre del Grupo Centenario, también da la impresión de que la inmobiliaria es una pequeña réplica de cómo marcha el país.

 

Kuczynski presentó su segundo mensaje a la Nación este pasado viernes en el Congreso. Hay cierta preocupación por la ralentización del crecimiento del PIB, que podría acabar 2017 con un +2,8%, positivo pero insuficiente para un país en la etapa de desarrollo que se encuentra Perú. Cierto que mientras no se consiga el 4% ó 5% anual el gobierno debería inquietarse, porque hay mucho por hacer -en infraestructuras sobre todo- que precisa de un crecimiento más firme.

 

El 2017 está siendo un año difícil, sobre todo por el impacto del Niño Costero, aunque también por la pérdida de confianza que ha causado el escándalo Odebrecht – Graña y Montero. De las medidas que anuncia PPK, lo de la Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao, definitivamente nos gusta. Y lo del tratamiento de aguas residuales, que suponemos recoge, sin entrar en profundidades, el plan sobre gestión del agua que presentó el dimitido Ministro de Economía Alfredo Thorne, en el proyecto de ley de presupuesto 2017, también. Pero en nuestra observación cotidiana de las noticias de Perú, lo que resulta algo desalentador son los proyectos anunciados que “se atrancan” por razones burocráticas o de financiación, nos parece. O lamentablemente, por corrupción en su concesión. De todo eso se tiene que desatascar el país.

 

¿Y cómo le va a Grupo Centenario?

 

Pues en ese contexto, suficientemente bien. Porque, al fin y al cabo en los primeros seis meses de 2017 ha aumentado su utilidad neta hasta S/. 140,2 millones, un 67,7% más que los S/. 83,6 millones que alcanzó en el mismo período de 2016. Pero ha sido gracias a la revalorización de sus inmuebles y al menor pago de impuesto a la renta.

 

Pero en lo que se refiere a ingresos por el negocio el descenso es, salvo en la venta de inmuebles industriales, prácticamente general. En la venta de lotes residenciales –Urbanizaciones-, que sigue siendo la principal línea de negocio (54% del EBITDA), un -17%, en el arrendamiento de centros comerciales un -8%, en parte por alguna reforma en curso, en oficinas un -4% y en inversiones en otras empresas un -101%, al pasar de S/. 14,6 millones a S/. 0,2 negativos. En suma, ingresos que descienden un 16% hasta S/. 148,8 en los seis meses. Si le añadimos que los Gastos de Administración suben un 40% (¿?), a S/. 22,8 millones, la Utilidad Operativa cae un 44%, de S/. 66,6 millones a S/. 37,5 millones. El EBITDA ajustado desciende un 24%, a S/. 80,6 millones.

 

Bastante de todo ello nos parece que refleja más la situación general del país, que vicisitudes particulares de esta empresa. La empresa tiene un nivel de deuda del 67,2% (deuda neta sobre patrimonio total), relativamente alto y la liquidez ha mermado en el último año (Pa, Prueba Ácida 0,647 a junio de 2017 frente a 1,618 en junio 2016). En abril último año ha ampliado su capital de S/. 248 millones a S/. 496 millones, con cargo a resultados acumulados. Su pertenencia al Grupo Romero supone un respaldo que permite afrontar con tranquilidad este período de menor crecimiento y sus planes de futuro.

 

Grupo Centenario tiene un enfoque de amplio espectro, con una cierta declinación hacia el patrimonial, algo lenta. En el último año dicho componente patrimonial ha pasado del 45% al 48% del EBITDA. Lo principal sigue siendo la venta de lotes residenciales en urbanizaciones y la venta de suelo industrial. Tanto de suelo residencial como de suelo industrial (867 Ha.), posee una amplia cartera. Entre lo más atractivo de su futuro desarrollo, MacrOpolis (en la que parecería interesante hacer patrimonio de una parte de los inmuebles que allí se construyan) y la remodelación del centro comercial Camino Real, que nos parece que algo está tardando. En oficinas, el Centro Empresarial Real es un excelente proyecto, aunque tendrá que esperar a la mejora del ciclo en ese segmento. En hoteles su presencia es apenas incipiente y en residencial (lotes y apartamentos), habrá que esperar a ver la evolución general de la economía.

 

Como siempre, cuestión de confianza. Las bases para crecer están.

 

P.S. Aquí tienen el Análisis y Discusión de la Gerencia que la empresa ha presentado a la SMV.


 


2 Comments

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

  1. Juan Gibson

    agosto 4, 2017 at 1:50 am

    Gracias por el envío de su información semanal a mi correo.
    Son muy importantes sus artículos que ponen a las personas mas informadas.
    Atentamente
    Juan Gibson
    977438523

    Responder
    • WorldOfficeForum

      agosto 4, 2017 at 7:41 am

      Estimado Juan. Muchas gracias por su mensaje, y por seguirnos cada semana. ¡Saludos!

      Responder

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Who is Who de las 5 S… julio 26, 2017 SOCIMIs a 30 de junio… agosto 2, 2017