01 Mar

Graña y Montero: más crisis y algo de caja con MacrOpolis (Perú)

Cada vez que leemos sobre Graña y Montero no podemos sino pensar en el viejo refrán; aquel de “entre todos la mataron y ella sola se murió”. Ya hemos escrito repetidamente sobre esta empresa y el daño reputacional que le está suponiendo el escándalo Odebrecht que, literalmente, amenaza con hundirla.

 

Ayer renunciaron José Graña Miró Quesada, presidente del Directorio -que ayer mismo estaba citado por la Comisión Lava Jato-, Mario Alvarado Pflucker, gerente general corporativo y Humberto Graña Acuña, consejero. Era irremediable. Es tal el nivel de sospecha, alimentado por las últimas declaraciones de directivos de Odebrecht y el propio reconocimiento de los directivos de Graña y Montero -de que sabían sobre la situación-, que se ha generado una ola de consecuencias negativas difícil de parar. Las dimisiones a máximo nivel eran un paso imprescindible.

 

graña y montero macropolis

 

Asume la gerencia general Luis Díaz Olivero, que lleva en la empresa desde 1993, gerente general adjunto y también miembro del Directorio, además de haber sido con anterioridad gerente del área de infraestructuras y CFO, director general financiero.

 

Desde la distancia y con todo el respeto al Sr. Díaz Olivero, cuya honestidad y capacidad no se trata aquí de poner en duda, no vemos que un ejecutivo de la casa se pueda enfrentar a un problema que es, esencialmente, de reputación. Aunque a Graña y Montero no la pilló en una situación fuerte precisamente. La única solución que vemos es que la compañía, sus accionistas en acuerdo con sus acreedores principales -la compañía tenía USD 865,2 millones de deuda a final de 2016-,  busquen y contraten un primer ejecutivo de fuera de la compañía, que traiga consigo capacidad y neutralidad con respecto a la situación actual.

 

Aunque de momento el cambio en el Directorio ha conseguido que la cotización de la empresa salga del picado en que se había metido, al perder el 52% de su valor entre el viernes y el lunes pasado, hasta USD 2,44 en la Bolsa de Nueva York. Hoy martes 28 de febrero ha recuperado hasta USD 2,90, un 18,9% más, mientras escribimos estas líneas.

 

Mientras tanto, la compañía intenta, mal que bien, seguir con su trabajo y en estos días ha vuelto a conseguir liquidez, aunque marginal para el tamaño de la empresa, con la venta del 22,5% que poseía en Prinsur, Promociones Inmobiliarias del Sur, cuyo restante 77,5% estaba en manos del Grupo Centenario. Ésta se hace así, con el 100% de esa empresa. El precio, USD 25 millones, a cobrar a final de abril, que vendrán bien.

 

Prinsur, ahora 100% Centenario, es la titular de unos terrenos en de 980 Has. en Lurín sobre los que se desarrolla la ciudad industrial MacrOpolis, sobre la que escribíamos hace unos meses. Esta es pues la segunda venta de Graña y Montero en el año, después de su parte en el proyecto del Cuartel de San Martín, que vendió a su socio en el mismo, Urbi Propiedades, por USD 50 millones hace unas semanas.

 

Y el año pasado ya había vendido en Lurín, 880 Has., que en parte le ayudaron salvar el año.

 

Veremos en qué acaba todo esto. Suerte al nuevo gerente general, porque se enfrenta a un astado muy cuajado.


 


0 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

    Write a Reply or Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Centro Comercial El E… febrero 22, 2017 Centro Comercial El Edén residencias universitarias colombia home City U (de QBO), resi… marzo 1, 2017