29 Jun

Espacio de trabajo abierto; ¿es realmente productivo?

Asistimos semanalmente a estudios de tendencias que sitúan la falta de compromiso de los empleados como principal fuente de preocupación, en un entorno laboral cada vez más incapaz de retener talento.

 

Me sorprende la última encuesta de Ipsos, realizada entre más de 70.000 trabajadores de diez países, que nos revela que solo el 59% de los empleados se siente satisfecho con sus oficinas, encontrándose los trabajadores más satisfechos en EE.UU., Alemania y Turquía. A la cola del ranking se encuentran España y Francia.

Los 10 mejores edificios de oficinas de Madrid
El pelotazo de Distrito Castellana Norte (España)

Salario y espacio de trabajo abierto

 

El espacio de trabajo se sitúa por detrás del salario como la segunda causa de insatisfacción y por ende de compromiso o falta de él. Si pensamos que pasamos casi el 40% de nuestro tiempo trabajando, más incluso que durmiendo, es clave analizar si el espacio de trabajo es motivador o fuente de desconexión de los empleados.

 

Y en este análisis del espacio de trabajo y profundizando en la encuesta de Ipsos, nos encontramos que son los espacios abiertos los que más estrés causan al equipo. En un sector donde, los que nos dedicamos al diseño de oficinas, se apuesta por el denominado open space y se crean espacios donde el ratio de ocupación media ha descendido más de 8 puntos porcentuales en los últimos 10 años…resulta que los empleados no pueden trabajar.

 

El ruido y la incapacidad para concentrarse, o mantener conversaciones privadas, es lo que se siente como insatisfactorio. De hecho, sólo el 46% son capaces de trabajar en equipo con interrupciones propias del espacio abierto. Y no están lejos de tener razón, según apuntan los últimos estudios de well certificate 1.0, porque un 66%- cae la productividad- en un espacio con ruidos y distracciones acústicas.

 

Así que parce que no es tanto el espacio abierto el problema, sino escatimar en zonas de concentración y privadas, las conocidas phone booth o espacios fono-absorbentes que nos permitan evadirnos del espacio de trabajo abierto y disponer de un entorno más privado. Quizás como todos los procesos de transformación de formas de trabajo, el error haya sido no apostar por cambiar el modelo sin necesariamente recortar m2.

 

Otro de los principales aspectos clave relacionados con el espacio de trabajo es la pregunta de siempre: si tenemos dispositivos móviles que nos permiten trabajar desde cualquier lugar,  ¿por qué se sigue exigiendo trabajar en la oficina? España está a la cola junto con Francia en poder elegir, los empleados, su lugar de trabajo (el 62% se siente “encerrado” en su oficina)

 

espacio de trabajo

 

El coste para las empresas

 

Todos estos factores de insatisfacción influyen directamente en el trabajador produciendo desmotivación, falta de compromiso y absentismo laboral, lo que se traduce directamente en un impacto negativo en el EBITDA de las compañías.

 

El estudio realizado por Ipsos nos da un dato esclarecedor: en el entorno de la U.E. se destinan anualmente 12.000 millones euros a gastos atribuibles a dolores de espalda de trabajadores que desempeñan su actividad en una oficina.

 

Pero el impacto negativo se estima mucho más elevado para aquellas empresas cuyos trabajadores se encuentran desmotivados, ya que resultan los menos productivos.

 

Completando este estudio, Gallup ha realizado un análisis en 195 países y destaca que el 62% de los trabajadores de España no se sienten comprometidos con sus empresas, lo que significa que no están involucrados emocionalmente, ni buscan crear valor para la organización. Esta cifra es alarmante, pero mucho más si tenemos en cuenta que solo el 18% están comprometidos y el 20% restante están activamente no comprometidos, suponiendo una influencia negativa para muchas organizaciones.

 

En la búsqueda del bienestar

 

La mejora del bienestar está directamente relacionada con la mejora de la calidad de vida del empleado, y esta mejora se percibe por un espacio de trabajo bien definido que permita “escapar” del ruido que genera el espacio abierto, donde poder concentrarse o mantener conversaciones privadas, y capacidad de poder -el empleado- elegir donde trabajar, no sólo dentro de su oficina-por la dotación de esos nuevos espacios de valor- sino también en cualquier lugar gracias a las nuevas tecnologías móviles.

 

Quizá se necesite un cambio de cultura de muchas organizaciones para, no sólo copiar tendencias- en los modelos de ocupación en área abierta -, sino saber dar sentido a esos modelos de ocupación atribuyendo capacidad de decisión al equipo.

 

No tiene mucho sentido dotar de movilidad tecnológica para no ser móvil o crear áreas abiertas sin posibilidad de moverse a otros espacios de trabajo de concentración. Si estos elementos son herramientas para la mejora de funciones y productividad, debería ser así y no elementos que minen la satisfacción de usuario con el efecto contrario: bajar la productividad.

 

Así que no es tan importante imitar a Google en el diseño de oficinas, sino preguntarse cómo trabajo, que cultura tengo y hasta dónde estoy dispuesto a cambiar esa cultura para adoptar un modelo u otro. No hay nada más frustrante que llevar el mismo vestido de Claudia Schiffer y no ser Claudia Schiffer.

 

 


2 Comments

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

  1. Juan José Gómez

    junio 30, 2016 at 9:44 am

    De nuevo un buen artículo, Covadonga.

    El cambio cultural del que hablas es fundamental para la transformación de los espacios. Sobre todo contar con una Dirección que crea realmente en ello y por efecto cascada caiga a todos los niveles de la empresa.

    Responder
    • covadonga

      junio 30, 2016 at 7:02 pm

      Gracias Juan José. Comparto tu aportación.

      Responder

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¿Cómo afecta el BRE… junio 27, 2016 brexit 4 cambio climático 3 Impacto del cambio cl… junio 29, 2016