20 Ene

Eficiencia energética de los edificios y “big data” (Global)

Eficiencia energética de los edificios y “big data”.- Mejorar la eficiencia energética de los edificios es una de las grandes batallas de gobiernos y organizaciones medioambientales. En Estados Unidos, la EPA -Environmental Protection Agency- estima 6 millones de edificios comerciales e industriales son responsables por su única cuenta del 45% de todas las emisiones de la edificación y que el 30% de la energía que esos edificios consumen, se desperdicia. Si se consiguiese reducir el consumo de esos edificios en un mero 10% las emisiones de gases de efecto invernadero descenderían en el equivalente a retirar 30 millones de automóviles de las calles.

Los 10 mejores edificios de oficinas de Madrid
Las 10 oficinas más raras del mundo

El problema es discriminar qué edificios son los responsables. Si ya estamos viendo que no resulta sencillo con los automóviles, es harto más complicado con los edificios, que cuentan equipos mecánicos -HVAC sobre todo- de distintas generaciones o mantenimiento, iluminación, aislamiento diverso y múltiples usuarios con sus respectivas culturas o necesidades en cuestión de eficiencia energética.

 

eficiencia energética

 

Por eso nos parece especialmente interesante la aproximación al problema de “Retroficiency al problema de la eficiencia energética -que tal es el nombre la compañía-, fundada en 2009 por Bennett Fisher y Bryan Long, dos alumni de la Sloan School of Management del MIT que acaban de vender su empresa a Ecova, una compañía grande -gestiona 700.000 edificios en Estados Unidos- especializada en sostenibilidad, gestión y eficiencia energética que trabaja para empresas eléctricas y usuarios en áreas tales como la gestión de la demanda (DSM o Demand Side Management) o los picos en la misma.

 

Eficiencia energética; mejor uso de la información

Lo que Retroficiency hace es analizar la demanda con un programa informático que utiliza los datos de consumo que le prestan las compañías productoras -las “utilities”-, los mezcla con datos públicos sobre clima, antigüedad de los edificios o tipo de fachada y puede de esta manera realizar una auditoría de eficiencia energética virtual, constante y escalable a niveles masivos. Y a partir de ahí y por comparación de unos edificios con otros, construye modelos termodinámicos que permiten sugerir mejoras en los equipos de los edificios o gestión de los mismos.

 

Como ejemplo, Retroficiency puede detectar las distintas respuestas de consumo de los equipos de HVAC en diferentes edificios frente a un cambio en el clima ambiente. En 2014 analizaron la eficiencia energética de 30.000 edificios de la ciudad de Nueva York y predijeron que un cambio en la regulación termostática de los mismos de 1º C supondría un ahorro del 2% de energía. La experiencia les ha llevado a plantear el llamado “Retroficiency’s Buildings Genome Project”, que se propone “mapear” diversas ciudades del mundo para identificar cómo funcionan los edificios en consumo energético y el impacto de sus equipos y su gestión, para así proponer mejoras en diferentes mercados locales.

 

Parece claro que la tecnología está disponible, así como los datos. Lo necesario es la complicidad de las compañías productoras para manejar dichos datos. Puede pensarse que a priori no les interesa -al fin y al cabo están para vender kilowatios-, pero seguro que se puede conseguir con normativa y consenso público-privado.

 


0 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

    Write a Reply or Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    México. Panorama del… enero 20, 2016 world office forum mexico comercial world office forum graña y montero Graña y Montero y su… enero 20, 2016