17 May

Edificios Santa Cruz y Arona de Alpina Inmobiliaria: ¿Montamos una Fibra? (Perú)

Leíamos ayer un artículo de Alberto Arispe en Semana Económica, a propósito de lo necesaria que son las Fibras y la buena alternativa que suponen a la inversión inmobiliaria directa. Suscribimos la totalidad, sobre todo por la gestión del riesgo (diversificado frente a un único inmueble, a menudo parte de un edificio con otros copropietarios) y por la liquidez, tan restringida cuando se trata de inversión directa.

 

Y sin embargo muchos inversores particulares en Perú prefieren gastar uno o dos millones de soles en comprar directamente un espacio, a riesgo y ventura de poderlo alquiler luego. Tendrían que darse cuenta de que, como tantas cosas, la profesionalidad es ingredientes imprescindible del éxito.

 

Mirando en la base de datos del US Green Building Council nos hemos encontrado con el Edificio Santa Cruz, en la Avenida Santa Cruz de Miraflores, certificado Leed Gold y el Edificio Arona, en Av. Juan de Arona 724-736 de Miraflores. Hemos visto que ambos pertenecen a Alpina Inmobiliaria, de la que cuando hemos revisado su página web de inmediato nos ha gustado una expresión: “mantenemos la propiedad de todos nuestros inmuebles, único propietario“. Es una frase sencilla, pero que no es común en Lima. E imprescindible para el futuro del inmobiliario comercial.

 

alpina inmobiliaria peru

Edificio Arona de Alpina Inmobiliaria, San Isidro, Lima

 

En Perú anda muy lenta la costura del sector financiero con el sector inmobiliario. Mientras las AFPs y otros inversores institucionales y privados buscan rentabilidad y diversificación, los inquilinos buscan buenos espacios y los desarrolladores buscan capital y oportunidades de negocio, sigue sin existir el marco jurídico fiscal que permita el desarrollo de vehículos de inversión inmobiliaria para el largo plazo.

 

La normativa está inventada. Se puede utilizar la americana, la mexicana, la española o alguna europea y, casi casi, “hacer un corta-pega”, adaptándola en lo necesario.

 

Podrían encontrarse con la sorpresa de que, puesto el vehículo, los inversores internacionales se interesan más por el país y el sector de oficinas se profesionaliza y mejora la calidad inmobiliaria.

 

Empresas como Alpina Inmobiliaria son las que tienen que mover a las instituciones gremiales para que empujen a las autoridades fiscales. Capeco tiene un rol.

 

Por darles un cifra y salvando las distancias (que en cualquier caso son menos que con Estados Unidos), en España las Socimis (Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria) empezaron a rodar hace 4 años. En esos cuatro años se han constituido cerca de 40, de las que 4 cotizan en el mercado continuo de la Bolsa de Madrid y otras 32 ó 33 en el llamado Mercado Alternativo Bursátil -MAB-. Juntas administran un patrimonio de cerca de EUR 20.000 millones.

 

Y su presencia y gestión ha permitido catalizar a otros sectores y hacer que el capital y la financiación fluyan hacia el sector de manera ordenada.

 

¿A qué esperan?


 


0 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

    Write a Reply or Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Las Fibras acusan el … mayo 17, 2017 mexico fibras golpe home lar españa socimi home La mejoría de Lar Es… mayo 17, 2017