14 Oct

Edificio Consorcio de Santiago (Chile)

Se puede decir que el Edificio Consorcio es uno de los edificios más admirados de Chile. El Edificio Consorcio, propiedad del Consorcio de Compensación de Seguros chileno, es una obra de los arquitectos Enrique Browne y Borja Huidobro que se culminó en 1993. Se diseñó como sede para el propio consorcio, que ocuparía las tres primeras plantas, destinando el resto al alquiler. Tiene 17 pisos, 26.751 m2 construidos y plantas de 1.200 m2 divisibles en dos oficinas cada una. Ocupa media manzana con una fachada curvilínea sobre la Avenida el Bosque –a su poniente-, en la Comuna de Las Condes en Santiago.

Edificio Consorcio; un icono por su aislamiento vegetal

Pensaron Browne y Huidobro, con razón, que la larga fachada -73 metros- del Edificio Consorcio, orientada hacia poniente, significaría un gran problema de calentamiento en los meses del estío austral –de octubre a marzo- y se decidieron por un aislamiento vegetal que ha convertido al edificio en un auténtico icono. Los árboles resolvieron el problema hasta el tercer nivel, pero la clave está en el cuerpo del edificio, de las plantas 4 a la 15. Basados en sus experiencias previas optaron por una “doble piel vegetal” o parrón vertical, distanciado a 1,40 metros de la superficie exterior del edificio, con trepadoras caducas y “árboles” caducos (Acer Japónicos y otros), que permitiesen el paso de sol en invierno, plantados en jardineras inferiores ubicadas en la “chimenea” entre fachada y parrón vertical. La expectativa era que las trepadoras alcanzaran una altura de 12 metros en 6 años, por lo que se dividió la fachada en tres franjas verdes de cuatro pisos cada una.

El mantenimiento de la cubierta del Edificio Consorcio ha corrido a cargo del paisajista Juan Grimm, que ha hecho un excelente trabajo, utilizando plantas que cambian su coloración a lo largo de las estaciones.

Y los beneficios para la ciudad no son sólo estéticos. Calcula Browne que la superficie verde del edificio, de 2.735 m2, supera a los 2.674 m2 que tenían disponibles las casas bajas originales de la parcela, por lo que en cuanto a huella de CO2 el edificio ha realizado de hecho una aportación beneficiosa. Y lo bueno, añade, es que este edificio, como los jardines antiguos, va ganando con el tiempo y la maduración de las plantas, a diferencia de los edificios convencionales, que a partir de su inauguración comienzan su deterioro. Muy cierto. Ojala veamos más de estas cosas.

El Edificio Consorcio ha recibido premiso como Mejor Edificio de los Últimos 30 Años en Chile (2003), Mejor Edificio de la Década de los 90’ y uno de los Tres Mejores Edificios de Chile.


0 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

    Write a Reply or Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    SOCIMIs no cotizadas … octubre 14, 2015 socimis no cotizadas world office forum rentas oficinas madrid España. Escalada de … octubre 21, 2015