13 Ene

Crisis inmobiliaria y sus coletazos. Inmobiliaria Chamartín

Crisis inmobiliaria y sus coletazos. Inmobiliaria Chamartín.- No sabemos de cuánto sirvió el Decreto Ley 10/2008 de 12 de diciembre en cuanto a hacer fluir el crédito en aquel hondo de la crisis inmobiliaria en nuestro país. Decía el decreto que “se adoptan medidas financieras para la mejora de la liquidez de las pequeñas y medianas empresas, y otras medidas económicas complementarias”. De poco, sospechamos.

Los 10 mejores edificios de oficinas de Madrid
Las 10 oficinas más raras del mundo

Crisis inmobiliaria de siete años, por ahora…

Lo trascendente era lo complementario, incluido como Disposición adicional única: “cómputo de pérdidas en los supuestos de reducción obligatoria de capital social en la sociedad anónima y de disolución en las sociedades anónimas y de responsabilidad limitada”, que entre otras cosas establecía lo de que “no se computarán las pérdidas por deterioro reconocidas en las cuentas anuales, derivadas del Inmovilizado Material, las Inversiones Inmobiliarias y las Existencias”. O sea un salvavidas para el sector mientras la crisis inmobiliaria nos golpeaba. Un salvavidas inflable de dos años, 2009 y 2010, que año tras año el gobierno ha venido manteniendo a flote con aire nuevo, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015 y… pinchazo.

 

inmobiliaria Chamartín

 

Han sido siete años de crisis inmobiliaria, dos claros de partida y cinco de suspense, en que no sabemos cuántas inmobiliarias han contenido la respiración para saber si seguían en marcha o no. Seguramente ya había llegado el momento de regresar a la normalidad societaria.

 

Inmobiliaria Chamartín terminó cayendo

Una primera víctima de la crisis inmobiliaria, ya en 2016, ha sido Inmobiliaria Chamartín, que llegó a tener deuda por € 1.800 millones y que aunque la ha reducido en estos años hasta los € 535 millones, incurre en incumplimiento normativo ya sin el amparo del citado decreto. En 2014, € 84 millones de desfase. Inmobiliaria Chamartín está controlada por Carlos Cutillas (39%) y un fondo de Morgan Stanley (16%). Una pena que la expansión en centros comerciales que la empresas planeó –compró la portuguesa Amorim Inmobiliaria en 2006- y sus planes internacionales hayan dado al traste por el excesivo endeudamiento y la contaminación del sector residencial. Seguimos pensando que la promoción residencial para venta con el negocio patrimonial son negocios distintos y a menudo conflictivos en cuanto a gestión del endeudamiento se refiere.

 

Por cierto, Inmobiliaria Chamartín tiene una discreta deuda con Hacienda de € 20,5 millones según la lista recién publicada. Porque, ya que mencionamos la lista, ahí están Reyal Urbis con ¡€ 378 millones!, Nozar con € 203 millones, Prasa con € 101 millones, Aifos € 98 millones y un largo y lamentable –por aquello de que “Hacienda somos todos”- etcétera. El ínclito cordobés “Sandokán” (léase/véase Cajasur o caso Malaya), € 198 millones. Historia negra de nuestro reciente pasado inmobiliario.

Que esperamos no vuelva.

 

Éste y muchos otros asuntos relativos a la inversión nacional e internacional en España se debatirán en SEIS Real Estate – The Southern Europe Investment Summit-. Consigue ya tu entrada early bird y no te pierdas este evento exclusivo.

 


0 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

    Write a Reply or Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Ciudades emergentes d… enero 13, 2016 ciudades emergentes colombia vivienda en méxico Vivienda en México; … enero 13, 2016