06 Abr

¿Cobrar a las dos partes? (España)

Cobrar a las dos partes? (España).- Se encuentran dos viejos amigos del sector inmobiliario, tras haber perdido el contacto durante varios años.  Rememoran el pasado con nostalgia, lanzando preguntas retóricas al aire, casi a voz en grito.

 

cobrar a las dos partes

 

  • “¿Recuerdas cuando estaba permitido fumar en cualquier lugar o recinto público?”
  • “¿Y recuerdas cuando no había radares de velocidad en las carreteras?”
  • “¡Y no olvides que antes podíamos beber y conducir! ¡Sin cinturón! ¡Qué juergas nos pegábamos!”
  • “¿Recuerdas cuando no importaba si tu coche contaminaba mucho?”
  • “¿Y recuerdas cuando cobrábamos a las dos partes?”

Uno de los sujetos se queda callado y su gesto circunspecto suscita la pregunta socarrona de su interlocutor: “Ah, pero canalla, ¿tú sigues cobrando a las dos partes?” 

 

Es cierto que en una época no tan lejana se podía fumar en cualquier sitio. Nadie imaginaba un mundo sin humo pero, ley anti-tabaco mediante, cigarros, cigarrillos y puros se desvanecieron de bares de copas, restaurantes, edificios de oficinas y centros comerciales. Todos ganamos en salud y se podría decir que hemos evolucionado como sociedad; valoramos no solamente nuestro bienestar, sino también el del prójimo.

Los 10 mejores edificios de oficinas de Madrid
El pelotazo de Distrito Castellana Norte (España)

Con la práctica de cobrar a las dos partes en una transacción inmobiliaria —compradora vs vendedora o arrendataria vs arrendadora— ha sucedido algo parecido, entendida dicha práctica como la situación en la que una o ninguna de las dos partes sabe que el intermediario está recibiendo honorarios de la parte contraria.

 

Se entiende que el sector ha madurado y que los que trabajan en él se han profesionalizado. Se asume que los conflictos de interés entre las partes contrapuestas en una negociación se toman ahora realmente en serio y que todos tienen claro quién defiende los intereses de quién.

 

Pero antes era bastante común que un intermediario, encargado de buscar las nuevas oficinas para —por ejemplo— una multinacional, cobrando a dicha multinacional por el trabajo y comprometiéndose a no cobrar cantidad alguna de la parte contraria, “se dejara querer” por los propietarios de las oficinas candidatas.

 

En casos como el anterior, era habitual que ciertos propietarios de edificios de oficinas ofrecieran el “pago discreto” de una comisión a la empresa intermediaria, con el afán de atraer el inquilino hacia su inmueble. Desvirtuaban con ello la libre competencia y pisoteaban todo principio ético, moral y —quizá— legal.

 

El sector de la intermediación inmobiliaria ha sido tradicionalmente denigrado, precisamente por prácticas como ésta. Por intentar cobrar “a todo lo que se mueve”. Por no ofrecer información transparente. Por no aportar valor. Por pensar solamente en la transacción de hoy y no tener visión de largo plazo. Por faltar a la ética. Por seguir anclado en un pasado casposo en el que todo valía.

 

La pregunta es pues obligada; ¿se sigue haciendo esto en 2016? ¿Los intermediarios ocultan sus intenciones —por acción u omisión— de cobrar a las dos partes en una operación inmobiliaria? ¿Se cobra de unos y luego, si se puede, se cobra de los otros?

 

Cobrar a las dos partes; ¿nunca más?

Vaya por delante que es muy lícito cobrar a las dos partes, siempre y cuando todos estén al corriente y de acuerdo con la situación, y que lo estén desde un principio; hacer lo contrario es harina de otro costal.

 

Dicho todo lo anterior y en cualquiera de los casos, cobrar a las dos partes tiene sus días contados. Nos movemos en una economía cada vez más globalizada y el outsourcing inmobiliario sigue ganando peso. Cada vez son más las empresas usuarias las que exigen contratos internacionales de representación y los controles sobre posibles conflictos de interés tienden a ser más rigurosos.

 

El cliente del futuro es un cliente multinacional, recurrente, exigente e informado, dispuesto a pagar por el servicio que se le presta pero que no consiente ni entiende los deslices éticos.

 

Lo de “Spain is different” ya no cuela.

 

 


2 Comments

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

  1. Rafael perez saavedra

    abril 7, 2016 at 2:12 pm

    Creo que solo se debe cobrar al que te da el encargo. Ya sea de compra o venta.

    Responder
    • WorldOfficeForum

      abril 7, 2016 at 2:18 pm

      Hola Rafael. Gracias por tu mensaje. Nuestra postura es la de la transparencia. Son muchos los casos en los que una empresa te encarga la búsqueda pero te indica que “no paga honorarios” y que debes cobrarlos de la parte contraria. Nos parece lícito puesto que todos son conocedores de la situación. Ahora bien, se suscita también un cierto conflicto de interés; representas o buscas para una de las partes pero recibes tus honorarios de la otra parte…es una cuestión interesante.

      Responder

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

De Panamá a Islandia abril 6, 2016 panama islandia parque arauco Parque Arauco; un bue… abril 13, 2016