18 Nov

Chile. Desarrollo económico: Diversificación y Complejidad

No deberíamos salirnos del “patio inmobiliario”, pero la situación económica general de los países andinos aconseja clarificar algunas posiciones. Porque en definitiva el sector inmobiliario es sirviente de la economía general y un desarrollo próspero en lo inmobiliario se soporta sobre fundamentales sólidos en lo económico. Se comenta en Europa con cierta frecuencia la nueva situación creada en muchos países emergentes por la caída de precios del petróleo, de las materias primas en general, la caída de la inversión y la débil demanda consecuencia de las dudas en la economía china. Lo que comentamos aquí para Chile sería igualmente válido para Perú y Colombia, los países de la Alianza del Pacífico que a estos efectos nos conciernen.

Para ello es útil repasar el documento “Regional Economic Outlook”, publicado por el Fondo Monetario Internacional el pasado abril (REO Western Hemisphere). Repasa el documento la situación de Norte y Suramérica y se detiene en especial en la caída de precio de las materias primas y las medidas de política económica para preservar el crecimiento. Sostiene el FMI que existe una fuerte correlación entre el precio de las materias primas y la inversión en la región y que, consecuencia de la caída del precio de las mismas, la inversión ha venido cayendo desde el 2010, especialmente en Chile y Perú, en que alcanzó máximos tras la crisis financiera del 2009.

A partir de ello analiza las razones, que no son otras que la falta de diversificación y complejidad de las economías de estos países. En lenguaje llano, cuando baja la minería y la industria petrolera, tenemos un problema. Básicamente, desde el año 2000, mientras México, Panamá o Brasil han diversificado su producción económica, el resto de América Latina se ha concentrado en menos productos, Colombia marginalmente, Chile algo más y Perú, Ecuador o Bolivia, por ejemplo, fuertemente. Ello significa que han empeorado en su dependencia de menos productos, que además en el caso de Chile y Perú han descendido en complejidad. Son países en suma, que crecen pero poco competitivos en cuanto a producción en los que una prolongada período de precios bajos en materias primas supone una seria amenaza.

Considera el FMI, con razón, que la situación debe corregirse, con la ventaja de la relativamente buena posición fiscal y bajo endeudamiento externo de estos países. Y que ahora además es el momento de hacerlo, cuando se justifica la inversión pública. El riesgo que percibe es “gastar pólvora” en medidas populares (en España tenemos el triste ejemplo del “Plan E”) cuando las medidas que pone en orden para aumentar la competitividad (GCI) y la complejidad de sus economías (ECI o Economic Complexity Index) están encabezadas por: a) la educación superior y la formación profesional, b) la penetración tecnológica en empresas e individuos, c) las infraestructuras, d) la educación básica. Y etc. O sea más concentrar el esfuerzo en las personas –en cuanto a educación- que en las cosas.

Da la impresión de que Chile, con una economía financiera desarrollada y bien ordenada, tendría que hacer una profunda reflexión, y actuación, sobre su economía de base.

En algún momento va a urgir.


0 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

    Write a Reply or Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Fibra Uno México, … noviembre 18, 2015 fibra uno méxico cheesegrater proyecto atrio Cheesegrater y el Pro… noviembre 18, 2015