19 Abr

El Central Point de Apiros (Colombia)

Ya lleva Apiros un par de años -la cimentación arrancó en junio de 2015-, con su proyecto Central Point en la Calle 26, entre la Av. Boyacá y la Carrera 74, en Bogotá. No lejos del Centro Empresarial Elemento, que ha desarrollado Prabyc en el cruce de la misma Calle 26 con la Carrera 69D.

 

Hace unos años decía Jorge Luis López, presidente de Apiros, que querían “apostarle a las operaciones integrales“, en las que, además de construir, se ocupasen de estructurar y promover proyectos con diferentes usos, entre ellos comercio e industria.

 

El Central Point parece tener sentido inmobiliario. Son 81.000 m2 en siete torres, de las que seis serán de oficinas y la séptima un hotel abanderado en principio por una marca de Hilton. Más 6.000 m2 de superficie comercial. Todo ello sobre una parcela de 20.280 m2 sobre la que se configura una conformación de “Main Street” o corredor central, según la propia promotora.

 

El último avance de la obra que conocemos es de octubre de 2016, cuando estaban en estructura 3 de las torres (hotel y torres B y C), que conforman una primera fase. Suponemos que en estos meses habrá habido avance. Ya sabremos.

 

Central Point de Apiros 2

Obras en Bogotá

 

Nos quedan algunas dudas.

 

La primera de mercado. Ya hemos escrito sobre el exceso de oficinas que de forma crónica se están produciendo en Colombia (y en América Latina), por lo que se impone una cierta cautela en los tiempos de comercialización.

 

La segunda, de estrategia financiera. Tres pueden ser las opciones que Apiros tome: construir para vender al detalle por oficinas independientes; alquilar y mantener en patrimonio o vender edificios completos a un inversor, en vacío o alquilado total o parcialmente.

 

La primera, vender por oficinas independientes, nos parecería un error para un complejo de esta talla y un nido de problemas para el futuro.

 

La segunda, mantener en patrimonio, tiene sentido si Apiros se dota de la estructura financiera adecuada, aunque no creemos demasiado en la compartición de los negocios promotor y patrimonial. Sí en el mismo grupo, no en la misma compañía.

 

La tercera o una combinación con la segunda (vender algún edificio completo y quedarse otros en patrimonio), nos suena como la más adecuada y probable. La dificultad que percibimos es que el mercado está en baja y los inversores institucionales con capacidad para comprar alguno de estos edificios se cuentan con los dedos de una mano (y sobra alguno): PEI -que ha comprado en Elemento y está en Connecta a través de Terranum-, Pactia -Argos más Conconcreto-, el fondo de Bancolombia, el de Correval y poco más, aunque puede surgir algún gran usuario comprador u otro fondo fuera de nuestro radar.

 

En suma, un buen proyecto inmobiliario en un buen sitio, en una avenida que va a más, en un contexto de mercado difícil y con una inversión institucional poco desarrollada.

 

Habrá que esforzarse.


 


0 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

    Write a Reply or Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Cómo se vive en una … abril 19, 2017 Ciudad Verde y Hogares Soacha inicio La aportación de las… abril 19, 2017