30 Mar

“Bogotá puede ser la ciudad ideal” (Colombia)

Hace unos días publicaba la revista En Obra un corto sobre una rueda de prensa organizada por Camacol, que ha dado en Bogotá la profesora Joan Fitzgerald, autora de un libro titulado “Emerald Cities” (2010) y hablaba de la posibilidad de esa ciudad de convertirse en una “ciudad ideal”. Hace referencia Fitzgerald a aspectos tales como la equidad, el medio ambiente de Bogotá, la economía, los distritos ecológicos o las “áreas de preservación”, tomando a Vancouver (Canadá) como referencia.

La verdad es que, a falta de haberla podido escuchar en persona sus ideas, centradas en el desarrollo “green” en sus varias facetas -empleo, construcción, reciclado, energías renovables, etc.- tienen una excelente intención, pero están faltas de concreción para una ciudad de la talla de Bogotá.

Más concretos y sobre todo más relevantes para convertir a Bogotá en una ciudad ideal, o habitable y competitiva, nos parecen los criterios que utiliza la consultora Mercer para elaborar su “Quality of Living Survey”. Acaban de publicar su edición 18ª, en la que estudian 440 ciudades y relacionan 230 de ellas en un “ranking global de calidad de vida”.

La trascendencia de esta investigación es que lo que Mercer vende, a la postre, es asesoramiento a las empresas multinacionales sobre cuál debe ser la compensación salarial que hay que ofrecer a sus expatriados en función de la calidad de vida de la ciudad a la que los destinan. No es lo mismo, por un decir, lo que hay que pagar a un ejecutivo destinado a Viena (la de mejor calidad de vida en el mundo, según ellos), que a Bagdad (la peor), por citar los extremos.

Bogotá, según Mercer

Para objetivar dicho ranking, Mercer analiza 39 factores, agrupados en 10 categorías, a saber:

  1. Entorno político y social (estabilidad política, criminalidad, seguridad policial
  2. Entorno económico (regulación cambiaria, servicios bancarios).
  3. Entorno socio-cultural (medios de comunicación, censura, limitaciones a la libertad personal).
  4. Consideraciones médicas y de salud (disponibilidad de asistencia médica y medicamentos, enfermedades infeccionas, alcantarillado, tratamiento de residuos sólidos, contaminación ambiental).
  5. Escuelas y educación (estándares y disponibilidad de escuelas internacionales).
  6. Servicios públicos y transporte (electricidad, agua, transporte público, congestión de tráfico).
  7. Recreación (restaurantes, teatros, cines, deportes y ocio, etc.).
  8. Bienes de consumo (disponibilidad de alimentos, bienes de consumo diario, automóviles, etc.).
  9. Vivienda (vivienda en alquiler, electrodomésticos, mobiliario, servicios de mantenimiento).
  10. Entorno medioambiental (clima, desastres naturales, etc.).

En América Latina las ciudades mejor posicionadas son Montevideo (puesto 78), Buenos Aires (93) y Santiago (94). Bogotá está en la banda baja (puesto 130), en línea con Ciudad de México (127). Y por supuesto delante de casos extremos como Caracas (185, 214 en seguridad).

Todo lo anterior tiene un enfoque al trabajador expatriado, lo que quiere decir que la población local en cada caso es probable que no tenga la misma percepción de calidad de vida -que es posible que por cultura, arraigo familiar, conocimiento local etc. sea más alta-, pero es importante saber qué piensan las multinacionales, porque este ranking es algo que esas empresas van a mirar a la hora de tomar decisiones sobre la ubicación de una de sus oficinas.

Y trabajar sobre ello. Punto por punto.

 

 


2 Comments

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

  1. Ricardo Chaves Varela

    julio 19, 2016 at 2:30 pm

    Una ciudad competitiva, porque de eso trata esta publicación , debe basarse en el crecimiento económico sostenido dirigido prinipalmente asus propios habitantes, hecho que asegurará forjar su propio bienestar y el de visitantes, expatriados y sus familias. Existe una solución que debe emprenderse con toda fortaleza inmediatamente. Educación . Educación total de la infancia. Educación faltante en la adolescencia. Contancia en la educación del técnico y del profesional novato. Una sociedad educada genera una dinámica económica imparable. Genera objetivos y expectativas individuales y colectivas más altas y exigentes. Lo demás proviene por añadidura .

    Responder
    • WorldOfficeForum

      julio 19, 2016 at 3:47 pm

      Estamos de acuerdo Ricardo, muchas gracias por su aportación. Saludos y buen día.

      Responder

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Realtors y tecnologí… marzo 30, 2016 drones lima metropolitana La gestión de Lima M… marzo 30, 2016