08 Jun

Hoteles e inmobiliario colaborativo | Caso airbnb (España)

Dijo el año pasado Elzbieta Bienkowska, Comisaria de Industria y Comercio Interior de la Unión Europea, que tratar de parar a empresas como Uber era algo así como si en la Edad Media se hubiese intentado impedir el uso de la imprenta. Esta semana pasada Bruselas ha vuelto a ratificar lo que resulta una cierta obviedad: la economía colaborativa ha venido para quedarse. Uber y Airbnb, como empresas dominantes de sus respectivos servicios, deberían ser tratadas con mayor simpatía. UE dixit.

Los 10 mejores edificios de oficinas de Madrid
El pelotazo de Distrito Castellana Norte (España)

En cuanto a Airbnb, que es lo que afecta a la parte inmobiliaria, en España hay varios frentes en los que el tema resulta interesante. Pero todavía es casi imposible conocer el impacto, en un sentido u otro, que la generalización masiva en el uso de apartamentos compartidos por este sistema esté causando. El INE, en su encuesta de  ocupación de alojamiento turísticos extra-hoteleros (apartamentos, campings, turismo rural y albergues) para el mes de abril de 2016, dice que los hoteles han concentrado el 77% de las pernoctaciones, mientras que la oferta extra-hotelera supone el 23% de las mismas. Pero el INE no parece haber acusado todavía recibo (que veamos), del fenómeno Airbnb.

 

En el turístico en general, con la inercia de que ya goza España y la riqueza de nuestro patrimonio histórico, la oferta de apartamentos no puede sino beneficiar el crecimiento del turismo que busca una estancia media en una de las muchas ciudades españolas de interior. Salamanca, que es una magnífica ciudad, tiene una estancia media por visitante de 1,66 noches (2014), que es probable que el inmobiliario colaborativo contribuya a aumentar, no sin causar disturbio a la oferta existente. Difícil saber dónde Washington Irving hubiera acabado en Granada o Hemingway en Pamplona…

 

En el turismo de “sol y playa”, desde Canarias a Benidorm o parte de Mallorca, por poner ejemplos, nos parece lo probable que el impacto sea menor. Lo pensábamos cuando esta noche pasada volábamos de Londres a Alicante en un avión lleno de turistas camino de Benidorm*. La “máquina” de estancias semanales en alojamientos de playa va a seguir funcionando sin alterarse por este otro tipo de oferta.

 

Airbnb da la batalla en el turismo de ciudad

Donde verdaderamente está el frente de batalla es en los destinos de “turismo ciudad”, de los que en España seguramente Barcelona es el más paradigmático. Esta semana hemos leído que la familia joyera Tous reformará el edificio de Diagonal 478 para ofrecer 13 apartamentos turísticos. Será curioso saber el “branding” de esa operación. Los de Tous se van a sumar a los otros 14.012 alojamientos (nov. 2015) que Airbnb lista en Barcelona. En septiembre de 2014 eran 10.573, así que unos 8 alojamientos nuevos se vienen sumando a diario.

 

Lisboa, con 10.272 alojamientos, crece a razón de 14 diarios. Florencia, con 5.858, tiene más que Madrid (aunque la última cifra que da Airbnb es de febrero 2015). Y París, oh París! tiene 41.761, digamos que el peso de 400 ó 500 hoteles de 100 habitaciones. Aquí sí que las consecuencias, sin ser todavía claras, se empiezan a adivinar: los hoteles convencionales se enfrentan a una competencia seria y las ciudades turísticas van a tener que afinar la gestión del turismo.

 

Airbnb

 

Contrasta el auge en este tema con algunas otras noticias de la semana. Servihabitat “enfría” el crecimiento del precio de la vivienda en 2016 (del 6,2% al 3,8%) e Hispania no invertirá más en viviendas en renta “dado el estrecho margen de rentabilidad que generan estos activos en comparación con otros”. Sendas afirmaciones que esperemos ayuden a mantener la sobriedad en la generación de expectativas de rentabilidad en el mercado de la vivienda.

 

*El aeropuerto de Alicante movió en 2015 74.084 vuelos con 10.574.484 pasajeros. Una mayoría responde al perfil de turismo “sol y playa”, al que se suma el de extranjeros residentes con vivienda en España, que van y vienen desde sus países respectivos. Una de las principales fuentes de prosperidad de la zona.

 

El arquetipo del turista de “sol y playa” piensa que Iglesias es un cantante, Sánchez un general mexicano y Rivera (los más cultos), un pintor. Rajoy les suena, pero tampoco lo tienen muy claro ni les preocupa. Todo está bien con tal de que luzca el sol y la cerveza este fría. God bless them!

 


4 Comments

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

  1. Serviced apartments

    junio 9, 2016 at 10:40 am

    Como casi siempre, los mercados van mas rapido que la legislacion, particularmente en Espana, donde a los sucesivos gobiernos les ha interesado mas un sistema judicial obsoleto, que permita el pillaje.
    Con respecto a la ley de arrendamientos urbanos espanola, podemos estar tranquilos, no se favorecera la inversion ni la renta, ni posiblemente funcionen los nuevos medios que triunfan en otros paises, mientras los intereses de los inquilinos prevalezcan a los de los propietarios.
    Air BNB se beneficia de un hueco en la legislacion sobre los arrendamientos de corto y largo plazo, y permite abrir un mercado flexible y dar acceso a nuevos actores, residencial domestico.
    Dado que en Espana aun permite que la ley este por encima de los contratos, es arriesgado meter a nadie en tu casa con un contrato de fin de semana, sabiendo que puede apelar a la LAU y quedarse hasta 3 anos. Sin mencionar que si le intentas echar, apele a que le estas privando del derecho a la vivienda e incluso encuentre apoyo de algun partido de reciente exito.

    Resultado, una vez mas Espana no parece estar interesada en el progreso economico, si no en mantener unos derechos que no puede sufragar y mucho menos controlar, dada su falta de medios.

    Responder
  2. Jorge Zanoletty Larrea

    junio 9, 2016 at 9:43 pm

    Gracias por el comentario. La verdad es que no hemos entrado en el soporte contractual y la posible indefensión de un propietario en España. No sé si la legislación de adaptará o cuándo. Lo que sí es cierto es que si se quiere favorecer el alquiler habrá que tocar la balanza de como está hoy en día. Va a depender en parte de “quién mande” en el futuro cercano o medio, aunque el tema ya lleva tiempo pendiente. Y también es cierto que quienes ponen sus inmuebles en Airbnb seguro que no consideran el riesgo elevado, aunque como indicas exista.

    Responder
  3. Eduardo Serra Gesta

    junio 14, 2016 at 12:58 pm

    Los movimientos fiscales contra este tipo de arrendamientos u hotelero colaborativo (como se expone el caso de Airbnb o los nuevos “Be Mate” o “only-apartments” está en marcha por parte de la Agencia Tributaria desde el año 2015.
    Creo que las medidas, que parece haber tomado la Agencia Tributaria, van por la línea de encontrar nuevos ingresos para las “Arcas de la Hacienda Pública” con un formato de presentación de “usted está haciendo algo que parece incorrecto” más que contribuya a lo que le corresponde como contribuyente.
    No obstante creo que el movimiento de “consumo colaborativo” va a ir aumento, ya que es una forma de conseguir unos ingresos extraordinarios cuando la situación laboral o de incertidumbre económica no termina de afianzarse.
    Varias lecturas. A saber:
    1.- Parece difícil que la situación política, resultado de las urnas del próximo 26-J (Elecciones Generales), inicie un proceso de análisis de esta situación como objetivo prioritario legislativo ya que hay otros muchos elementos a tratar, y probablemente más urgentes (que no importantes), que el poner orden legislativo a esta nueva forma de comercio turístico.

    2.- El sector hotelero lleva 2 años en máximos y suponen una fuente importantísima en la creación del PIB en España. Ponerse ahora en lucha contra estos movimientos que empiezan no parece que vaya a ser la vía que tomen los hoteleros. La atención ahora mismo está en aprovechar el empujón que está suponiendo para el sector turístico español la huída o salida de otros puntos de interés turístico en la cuenca mediterránea propiciada por los problemas del EI o Dáesh.

    3.- La legislación no llegará pronto a este movimiento. Probablemente redes como “UBER” puedan tener un enfrentamiento social o cooperativista mayor por la facilidad que implica la convocatorias de huelgas por parte de este colectivo del taxi (tan en crisis). Pero ese movimiento no tendrá la misma o similar reacción en el turístico. En este último será un proceso más lento que favorecerá la entrada o creación de empresas como las mencionadas.

    Responder

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Unilmmo Global (Union… junio 1, 2016 union investment infraestructuras peru 2 Las brechas de infrae… junio 8, 2016