10 Ago

Abilia y el culebrón de López-Dóriga (México)

La verdad es que podemos opinar poco y lo hacemos desde la distancia, sobre la presunta extorsión por parte de la esposa del periodista Joaquín López-Dóriga, Adriana Pérez Romo, a la empresaria María Asunción Aramburuzabala, en relación con el desarrollo de un edificio de viviendas en Rubén Darío 225, en la colonia Polanco, por parte de su empresa (100%), Abilia.

 

El trasfondo inmobiliario de la historia es que Abilia se propone levantar en esa ubicación, sobre un terreno de 10.700 m2, tres edificios de hasta 30 niveles, con 122 departamentos en total. A solicitud de varios vecinos colindantes, el gobierno de la capital promovió un juicio de lesividad, bajo la alegación de que el Plan Parcial de Desarrollo de Polanco no permite levantar más de 12 alturas y paralizó las obras. Difícil meterse en el fundamento urbanístico o judicial de esa cuestión, pero el hecho es que Abilia ganó ese juicio y obtuvo autorización para fusionar cinco predios, sobre los cuales levantar los edificios con las alturas que propone.

 

Hasta ahí no mucho más que una disputa urbanística como las que en ocasiones se producen cuando conviven edificios de diferentes alturas en un entorno urbano apretado y distintos intereses o motivaciones (aquí pueden leer la historia del Bishopsgate Goodsyard en Londres y sus tribulaciones urbanísticas). Lo que complica la cosa es que, presuntamente -ya que la causa penal instigada por la señora Aramburuzabala sigue abierta-, en el ínterin la señora Adriana Pérez Romo, que reside en Rubén Darío 223 junto a su esposo Joaquín López-Dóriga, intentó extorsionar a la primera. Presuntamente, ofreciendo hacer desistir a los instigadores del juicio urbanístico, entre ellos ella misma, previo pago de USD 5.000.000. Y en ese contexto se han producido consecuencias mediáticas, reflexiones políticas y cruces dialécticos varios.

 

Joaquín López-Dóriga (madrileño de nacimiento pero afincado en México desde su infancia), es el conductor del programa de noticias-opinión más visto del país, de Televisa y como tal, y no exento de polémica, detenta una elevada influencia. El tema este le ha costado tener que renunciar a su puesto -o lo han despedido, no sabemos-, en el que termina esta próxima semana. Además de inducir a una reflexión en profundidad sobre el uso de los medios de comunicación en México como herramientas del poder económico o político (“el cuarto poder”). Seguramente es una buena consecuencia que se haga dicha reflexión, aunque no tenemos mucha fe en la mejoría.

 

Del cruce dialéctico nos quedamos con un par de frases. Aparentemente López-Dóriga llamó a Aramburuzabala “niña rica”. A lo que la misma contestó con un “Sí, soy rica, pero no inútil, ni mucho menos corrupta”. Réplica, que confesamos que nos parece bien dicha y que seguramente refleja bien la personalidad empresarial de esta señora.

 

Porque como otras herederas con fortuna de cuna (Grupo Modelo), podría Aramburuzabala haberse dedicado a gastarse su dinero o, no pudiendo como seguramente sea el caso, limitarse a inversiones relativamente pasivas, ya sea inmobiliario en renta u otras. Y sin embargo se ha concentrado en los negocios, en la empresa.

 

En el caso de Abilia (inicialmente BCBA Impulse), que es una de sus empresas, nos parece que su vocación desarrolladora se corresponde con el carácter de su propietaria. De una empresa privada de esta naturaleza no nos es posible conocer sus finanzas, pero los proyectos que desarrolla tienen sentido y son exitosos. Desde los varios complejos de uso mixto “Latitud” -La Victoria en Querétaro, Polanco en CDMX, Providencia en Guadalajara- a sus centros comerciales.

 

Pero nos quedamos con Terret Polanco, un conjunto de dos edificios de 17 alturas, con un diseño interesante de KMD Architects, con 66.101 m2 rentables, en plantas de 1.850 m2, trabajado para Leed Gold. Una de las torres la ocupa la multinacional Nestlé que la ha escogido como su sede en CDMX. Por el descriptivo del proyecto, que pueden ver aquí, se nota que es gente que apunta a hacer las cosas bien.

 


1 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

AZCA; la gran paradoj… agosto 10, 2016 AZCA mercado de oficinas de bogotá 3 Mercado de oficinas d… agosto 10, 2016